Escucha esta nota aquí

Con el objetivo de disminuir las deudas tributarias y ante la persistente crisis ocasionada por la pandemia, el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra viene otorgando condonaciones de impuestos omitidos, a través de la Ley de Alivio Tributario y de Protección Económica.

La medida está vigente desde el 15 de enero, se extenderá hasta el 30 de abril, y alcanza a los bienes inmuebles, vehículos y actividades económicas, confirmó el secretario de Recaudaciones, Joaquín Crapuzzi.

La condonación será de un 50% del tributo omitido, excepto el impuesto municipal a las transferencias de bienes inmuebles y vehículos, e impuesto municipal a las transferencias onerosas de bienes inmuebles y vehículos; y un 100% de las multas e intereses de todas las gestiones, siempre que se realice en un solo pago el total de la deuda tributaria.

Es 60% (de descuento) de la gestión 2020, que es la vigente, y 50% de descuento, y sin multas ni intereses, a todas las gestiones vencidas”, aclaró la autoridad municipal.

Recaudación histórica

Con esta medida, hasta el momento, y antes de la culminación del plazo este 30 de abril, la Alcaldía ya ha generado Bs 410 millones.

De acuerdo a Crapuzzi, a pesar del descuento tan grande, si se hace la sumatoria del beneficio para la gente, son los mejores cuatro meses en toda la historia de la recaudación.

“Vamos por Bs 410 millones cobrados. Saquemos un promedio de 50% del descuento, significa que en total fueron Bs 600 millones, Bs 410 millones en efectivo, más Bs 200 millones de descuento realizado. Nunca antes se había logrado en los primeros cuatro meses Bs 600 millones, y ya Bs 400 millones es un récord. Entonces, significa que la gente aprovechó hartísimo”, celebró.

Crapuzzi dice que la recaudación proviene, entre el 50 y el 60%, de los bienes inmuebles, un 30% de los vehículos y el 10% de las actividades económicas.

“Esa es la conformación, el parámetro normal. A veces, en un año, ingresan más vehículos, y eso incrementa. Hay subidas y bajadas, pero el promedio es ese”, indicó.

En el municipio cruceño, el universo de objetos tributarios es de más de 400.000 vehículos y cerca de medio millón de bienes inmuebles.

La transición

El titular dela Secretaría Municipal de Recaudaciones explicó que se necesita una ley para ampliar el perdonazo, más allá del 30 de abril.

Recomendó a la nueva gestión que retome la medida, y que cuando sesione de forma ordinaria el nuevo Concejo, la persona que entre a recaudaciones continúe el perdonazo porque la pandemia sigue vigente, con sus secuelas para la economía.

“Todo ha sido irregular y la gente, los negocios, los contribuyentes, estamos aún en crisis. Tienen que ser gestiones del nuevo alcalde. Hay buen relacionamiento con la alcaldesa interina, entonces deberían evaluar una ampliación, y creo que lo harán, se supone. Caso contrario, hablamos de cuatro a cinco días en que esto pararía”, explicó.

Una pausa implicaría paralizar la venta de vehículos o casas entre quienes requieren hacerlo de forma urgente, ya que para la venta tienen que estar al día con sus impuestos.

Para Crapuzzi, los perdonazos son todavía más necesarios en tiempo de pandemia, ya que reactivar la economía no es solo cuestión de dos meses.

“Los que estamos metidos en este campo sabemos que parar cinco a seis meses toma un año y medio recuperar el ritmo y el giro de dinero. Yo calculo que tras que estemos todos inmunizados, vamos a tardar seis meses más en decir que ya estamos libres y que la economía despegó”, dijo.

Lo tradicional siempre fueron descuentos del 15% y del 25% en la mora, pero los concejales decidieron, por la Covid-19, que la Alcaldía sea más flexible con los contribuyentes por el periodo de crisis generalizada.


Comentarios