Escucha esta nota aquí

Este martes 26 comienza el periodo transitorio, de ocho meses, del servicio de aseo urbano y disposición de residuos en la capital cruceña. Las características serán las mismas; frecuencia, precio y servicios no variarán, de acuerdo con la gerente de Emacruz, Andrea Hoyos, quien, en entrevista con EL DEBER Radio indicó que el Municipio ha destinado Bs 196 millones, para este periodo transitorio, es decir entre Bs 24 y 25 millones al mes, según la cantidad de residuos recogidos. Vega- Solví continuará operando en esta etapa, puesto que su contrato ha sido ampliado, como dio a conocer el municipio, el viernes 23. Eso sí, Hoyos anunció que habrá mayor fiscalización y campañas de concienciación para los ciudadanos.

La gerente de Emacruz, garantizó que no habrá ningún incremento en la tarifa que pagan los ciudadanos por este servicio, y que los residuos serán recogidos en los horarios y días establecidos, que ya son de conocimiento de los vecinos. Además señaló que, a partir del martes, el número de teléfono 69051429 está disponible para recibir las denuncias de los ciudadanos. Basta con enviar una fotografía del lugar donde se encuentre un microbasural, por ejemplo, y la ubicación, mediante Whatsapp, para que Emacruz envíe una brigada de limpieza al lugar. 

"Santa Cruz, te quiero limpia" es el lema que usará Emacruz para motivar al vecino a que quiera a su ciudad y lo demuestre manteniéndola aseada. Hoyos indicó que harán campañas a través de los medios de comunicación para concienciar a los cruceños, pero también estarán regalando bolsitas para poner la basura dentro del vehículo, entre otras acciones.

Hoyos manifestó que se mantienen los 14 servicios del contrato de 2013. Es decir: barrido combinado de vías pavimentadas (manual y/o mecanizado); limpieza de vías sin pavimento; barrido y limpieza de áreas verdes (abiertas y protegidas de dominio municipal); lavado de vías pavimentadas, plazas y áreas circundantes a mercados; recolección y transporte de residuos sólidos urbanos; limpieza de ferias y eventos especiales; recolección y transporte diferenciado de residuos generados en establecimientos de salud (patológicos y/o bio infecciosos); recolección y transporte de áridos de vías pavimentadas; recolección y transporte diferenciado de residuos sólidos reciclables; operación y mantenimiento de la unidad de recuperación de materiales reciclables en el relleno sanitario (en 2013, en Normandía; actualmente en San Miguel de los Junos); implementación, operación y mantenimiento de ecopuntos; poda, trituración, recolección y transporte diferenciado de residuos sólidos de áreas verdes; mantenimiento de áreas verdes (abiertas y protegidas de dominio municipal) y operación, mantenimiento y monitoreo del relleno sanitario.

El sábado pasado, la gerente de Emacruz manifestó que, para este periodo transitorio se ha pedido a Vega -Solví una nueva boleta de garantía, equivalente al 7% del pago por el servicio.

Hoyos también señaló que al día se recogen entre 1.500 y 1.600 toneladas de basura, de las cuales entre seis y siete corresponden a residuos patológicos. Es por eso, explicó, que el monto que se paga mensualmente oscila entre Bs 24 y 25 millones.

En un comunicado emitido el pasado 22 de abril Vega -Solví indicaba: “Vega mantendrá el trabajo comprometido y profesional que ha demostrado durante estos ocho años, con responsabilidad y mucha dedicación. La empresa seguirá coordinando con Emacruz y aplicando las acciones respectivas para garantizar la calidad de los servicios.

Dos alternativas

El alcalde Jhonny Fernández se refirió este lunes a que el municipio está analizando dos alternativas con relación al servicio de aseo urbano de la ciudad para los siguientes ocho años: la licitación pública internacional y que Emacruz preste el servicio. De acuerdo con la autoridad, “en los próximos días” dará a conocer cuál opción es la que el directorio de Emacruz considera la mejor para Santa Cruz de la Sierra.

Para el concejal opositor, Manuel Saavedra, Emacruz ha demostrado incapacidad y falta de transparencia: “En un año no han podido hacer una licitación… Se aplazaron; se les dio desquite, se volvieron a aplazar, y ahora están en el redesquite”.

Saavedra insiste en que no se debe improvisar en este servicio, dado que un error puede tener consecuencias para la salud pública. Señaló que el que Emacruz se haga cargo del aseo urbano y el recojo de la basura: “es un gran desafío (…), hay que ser muy eficiente y transparente, cosa que esta gestión está muy lejos de serlo”.

Comentarios