Escucha esta nota aquí

La operación de rastrillaje para detectar a personas sospechosas o enfermas de coronavirus en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra será realizada desde este sábado por brigadas en los distritos municipales, cuyas unidades vecinales seleccionadas serán encapsuladas, con la intención de censar a todos los vecinos.

Este trabajo será efectuado por, al menos, 1.000 voluntarios convocados por autoridades de los tres niveles de Gobierno, como parte de la nueva estrategia dirigida a aplanar la curva de contagios, detectar casos sospechosos y frenar el índice de mortalidad por Covid-19 en Santa Cruz, el departamento más golpeado del país por la pandemia.

Con el rastrillaje, que se aplicará a las cinco unidades vecinales con el mayor índice de contagio en cada distrito, se pretende levantar datos de unas 200.000 personas, equivalente a 45.000 hogares, en el lapso de seis o siete días.

Las brigadas visitarán a los vecinos casa por casa y registrarán a todos los miembros de la familia. Si alguien presenta síntomas, los voluntarios convocarán de inmediato una brigada médica que evaluará al paciente y, si presenta cierta gravedad, será trasladado a un centro de recuperación y, si corresponde, a un hospital de segundo o tercer nivel.

A los contactos o personas asintomáticos de pacientes con sospechas de Covid-19, se los aislará en la misma vivienda, previa asistencia con alimentación y medicación.

“El objetivo es hacer visible a personas sospechosas del virus que no se han detectado, asistirlas de manera temprana y cortar la enfermedad en su fase uno, para evitar que ese ciudadano llegue a un hospital y termine colapsando el sistema de salud”, dijo Rolando Ribera, titular del Centro de Operaciones de Emergencia Municipal de la capital cruceña.

“Es un gran desafío que requiere muchísima logística y coordinación. Ya hemos definido el trabajo territorial, escogiendo primero las cinco unidades vecinales de cada distrito que registran el mayor índice de contagio para trabajar sobre estas zonas”, añadió Ribera.

La zona por donde las brigadas empezarán su labor, se definirá al final de la tarde de este miércoles en la Octava División de Ejército, donde las mesas de trabajo institucional están definiendo desde ayer la nueva táctica de lucha contra el coronavirus. No obstante, Ribera adelantó que puede arrancar desde este sábado por la red este de la urbe; es decir, por los distritos 6, 7 y 8, una de las zonas que registra los mayores índices de contagio, según Ribera.

Voluntarios responden a convocatoria

Las autoridades lanzaron el martes una convocatoria a 1.000 jóvenes cruceños para conformar las brigadas. Hasta el mediodía de este miércoles se habían presentado 673. Los voluntarios deben ser mayores de 18 años y, preferentemente, sin ninguna enfermedad

Marcelo Ríos, director del Sedes, indicó que esta cruzada por Santa Cruz permitirá identificar los domicilios donde hay bastantes casos de Covid-19. La exploración está planificada para dos semanas.

“Este trabajo tiene que durar los días necesarios que nos permita cortar la transmisión del virus, identificando y permitiendo la evacuación incluso de los casos sospechosos para, de una vez por todas, desacelerar el contagio para que no sigamos teniendo muertes en la ciudad”, expresó Ríos.

En los casi 100 días de la pandemia de Covid-19, la cifra total de contagios en Santa Cruz asciende a 12.366, de los cuales 8.926 aún permanecen activos. Al mismo tiempo, 3.142 suman las personas que han logrado superar este virus.