Escucha esta nota aquí


La población volverá pagar las consecuencias de la falta de  diálogo y consenso entre los profesionales de salud y las autoridades regionales y nacionales. El Consejo Departamental de Salud (Codesa) de Santa Cruz, ente que aglutina a instituciones colegiadas sanitarias, determinó un paro de 48 horas este martes y miércoles (9 y 10 de febrero).

La medida responde a la falta de respuesta concreta al pedido de una cuarentena rígida que ayude a mitigar la propagación del Covid-19, la saturación del sistema público de salud y el riesgo que padece el personal de salud al exponerse a altos índices de carga viral, mismos que ya se materializaron con la muerte o baja de médicos, enfermeras.

Desde Codesa critican a la Alcaldía cruceña, en específico a la Secretaría de Salud por mostrarse "intransigente" y mantener la cuarentena dinámica y "permisiva".

Codesa también critica a la Gobernación, particularmente al Servicio Departamental de Salud (Sedes), por no alinearse al pedido que contribuya a disminuir el riesgo de contagios por el coronavirus.

La promulgación de la Ley de Emergencia Sanitaria, que emerge desde el Gobierno central, también es censurada desde Codesa y es otro de los motivos del paro sectorial. No obstante, la nueva norma fue consensuada con la dirigencia médica a nivel nacional.

El paro también irá acompañado de movilizaciones. Este martes a las 09:00 se concentrarán en el hospital San Juan de Dios vestidos de negro y con un mandil blanco por encima.

La convocatoria se da en un contexto en el que el Sedes registra un aumento de muertos por Covid-19; se registra una media de entre 15 y 20 muertos por día, según datos de la Unidad de Epidemiología del Sedes. 

El paro médico no solo preocupa a los pacientes afectados por el coronavirus, sino también a aquellos que están afectados por distintas enfermedades.

Respuesta del sector público

Sobre el tema, el viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, lamentó que dirigentes del sector médico “politicen el tema de la salud” con el argumento de la Ley de Emergencia Sanitaria, pues la norma está hecha para para facilitar "las gestiones administrativas y la reacción rápida y oportuna ante la pandemia de Covid-19".

Terrazas indicó que está dispuesto a dialogar y cumplir con lo acordado. En su opinión, detrás de la medida hay intereses políticos porque dirigentes de los colegios médicos como el de Santa Cruz apoyaron la candidatura de Luis Fernando Camacho tal como lo hicieron con la candidatura de Carlos Mesa, en los comicios nacionales.

“El Colegio Médico de Bolivia debe ser académico y científico, pero se está yendo por la demagogia e intransigencia, poniendo en riesgo la salud de la población en esta pandemia”, advirtió la autoridad de salud.

Entretanto, el gobernador cruceño, Rubén Costas, sostuvo que son respetuosos de las determinaciones de los trabajadores de salud y que es comprensible la movilización. No obstante, afirmó no estar de acuerdo con un paro, ya que eso angustia a la población y la convocatoria de Codesa es una medida extrema.

Comentarios