Escucha esta nota aquí

Desde el municipio fronterizo de Puerto Quijarro, el gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Carlos Hurtado, anunció que, por siete días, se cerrará la frontera con Brasil, en medio de la amenaza por el ingreso de la nueva variante del Covid-19 detectada en Brasil, la P.1. La medida aplicaría para todo el país, según el reporte.

Agregó que autoridades nacionales ya tomaron esa decisión, pero el cierre fronterizo se terminará de definir en la reunión del Gabinete ministerial anti-Covid-19 (con las autoridades nacionales de Salud) prevista para hoy. 

De esta manera se cumpliría el pedido de la  Gobernación de Santa Cruz y del sector de salud, quienes conminaron al Gobierno central a cerrar la frontera para evitar el colapso de los hospitales y establecimientos de salud, por causa de la nueva cepa brasileña, que es mucho más contagiosa.

EL DEBER buscó la de las autoridades nacionales de salud, entre ellas al viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, y a la jefa nacional de Epidemiología, María Bolivia Rothe, pero hasta el cierre de esta nota sus celulares permanecieron apagados.

Hurtado informó que en los últimos siete días se han vacunado a 5.000 personas y la premisa es frenar la cadena de transmisión del virus. "Nos comprometimos, como autoridades de salud, que no quedaría nadie sin vacunar. Eso estamos haciendo en Puerto Quijarro, Puerto Suárez, Carmen Rivero Torrez y San Matías", explicó.

Sosa pide reunión

El anuncio se da en un contexto en el que la alcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, solicitó al gobernador Rubén Costas una reunión de emergencia ante el peligro latente del ingreso de la nueva cepa del virus, por lo que pidió instalar el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) para evitar un colapso del sistema de salud.

El secretario interino de la Gobernación cruceña, Marcelo Ríos, expresó en las últimas horas que todavía no se ha confirmado oficialmente que la cepa esté circulando en el departamento cruceño y menos que haya gente infectada. 

De momento, se está a la espera de la dotación de vacunas por el Gobierno, tomando en cuenta que hay 428.000 dosis disponibles para el país, entre inmunizantes de AstraZeneca y Sinopharm.

Comentarios