Escucha esta nota aquí

Cerca de las 02:00 de este viernes el Boeing 747 Supertanker llegó al aeropuerto Viru Viru de la capital cruceña proveniente de California, EEUU. Esta aeronave fue contratada por el Estado para combatir el fuego que hace semanas afecta a los bosques de la Chiquitania.

El avión llegó con su tripulación y se prevé que en horas de la mañana realicen una misión de reconocimiento a las zonas afectadas para diseñar un plan de vuelo que permita la optimización de recursos en la tarea de apagar las llamas.

Será la primera vez que una aeronave de estas características opere en el país y para ello, los Ministerios de la Presidencia, Salud, Defensa, Fuerzas Armadas, Policía, Alcaldías y Gobernación han realizado diversas gestiones para proporcionar los elementos necesarios dentro de la logística para, entre otras cosas, lograr que la nave sea provista del agua que usará para hacer las descargas.

Un primer punto a atacar con esta gigantesca aeronave sería la reserva Otuquis, en la frontera con Brasil y Paraguay; área afectada por un voraz incendio en la zona conocida como garganta del triángulo Man Césped, en Puerto Bush, sobre la carretera  al Mutún. Este dato fue dado por el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, tras una evaluación realizada ayer por el Gabinete de Emergencia Permanente.

Para operar, el Supertanker necesita de un avión guía que tiene que ser pilotado por gente experimentada. En 2017, Chile tuvo una emergencia por incendios forestales y en esa ocasión se usó una nave con cámaras térmicas de exploración y vigilancia marítima.

De momento se desconoce qué tipo de avión será el que guíe al avión bombero en la Chiquitania cruceña.

Más sobre el tema:

Comentarios