Escucha esta nota aquí

El 6 de agosto, aniversario de la Independencia de Bolivia, no será el mismo de todos los años debido a la emergencia sanitaria del Covid-19. Las autoridades aprobaron de manera unánime suspender el desfile cívico-militar que se realiza cada año en la capital cruceña y que se replica en diferentes zonas del departamento.

El jefe de gabinete de la Gobernación cruceña, Daniel Delgado, informó que la decisión surgió después de analizar la situación de la emergencia sanitaria, que registra 32.653 casos positivos en el departamento. La cifra va en ascenso.

Delgado expuso que, después de la última reunión sostenida por el comité interinstitucional departamental, se decidió que la planificación para este año sea resaltada por una jornada de oración por Bolivia, una ofrenda floral y el izamiento de la Bandera nacional.

Las oraciones serán lideradas por la Iglesia y se busca continuar con el mensaje de evitar la propagación del coronavirus a escala local y nacional, según el reporte de Delgado. Una manera distinta de rendir homenaje a Bolivia en sus 195 años de Independencia.