Escucha esta nota aquí

Funcionarios del municipio cruceño salieron a las calles para supervisar y controlar el cumplimiento de las normas de bioseguridad reafirmadas por el COEM el día de ayer. Tanto el Jefe de Control y Fiscalización, Alan Ayala, como el Jefe de Transporte, Rubén Rivero, encabezaron un operativo para recordar a usuarios y conductores las normas vigentes.

El control que se realizó en horas de la tarde en la avenida Virgen de Luján, a la altura del 7mo anillo, distrito 6, sorprendió a más de una veintena de infractores incumpliendo las normas. Las autoridades municipales establecieron las correspondientes notificaciones a los conductores de acuerdo a la ley municipal que norma la obligatoriedad en el cumplimiento de las medidas.

Ayala recordó que las unidades de transporte público deben contar con una mampara de separación y el acceso fácil a alcohol en gel para higienizar las manos. Además, tanto pasajeros como conductores deben protegerse en todo momento con el barbijo.

Entre las medidas que se han reafirmado por parte del COEM, se dispone que la capacidad de los micros solo permite trasladar a las personas que se encuentren sentadas, prohibiendo que los pasajeros estén parados.

Apenas iniciado el control en la avenida Virgen de Luján, comenzaron a observarse las irregularidades por parte de los transportistas. En una hora, fueron más de veinte conductores notificados por no respetar las normativas.

De acuerdo a la normativa municipal, se estipula que las sanciones pueden variar desde las labores sociales hasta las multas económicas. "Los conductores serán convocados para realizar acciones de rastrillaje, limpieza de canales o pintado de fachadas", aclara Ayala.

Así mismo, piden a la población no subir a la unidades que no respeten las medias de bioseguridad.



Comentarios