Escucha esta nota aquí

El departamento de Santa Cruz, en los últimos 20 días, triplicó la cantidad de casos activos de coronavirus. De 881 personas que cursaban la enfermedad a principios de diciembre, ahora bordean los 3.000. Los especialistas ven necesario repensar las medidas y endurecer su aplicación para frenar el contagio en este nuevo repunte del Covid-19.

A estas cifras en ascenso, que alarman a las autoridades sanitarias, se suma la indisciplina de la población para cumplir las medidas de bioseguridad. Para mostrar ese panorama le sobran ejemplos al Servicio Departamental de Salud (Sedes), que señaló que en este mes se detectaron ocho graduaciones que fueron foco de contagios en la capital cruceña.

Un caso más alarmante fue el de un hombre que el fin de semana se fue a beber a un bar, pese a que sabía que era positivo a Covid-19.

El dirigente de la Federación de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirme), Fernando Pacheco, remarcó que la situación actual es incluso más preocupante porque los datos oficiales no reflejan la realidad de contagios.

Dijo que se debe tomar en cuenta que, por cada caso positivo, hay un subregistro que puede variar entre tres y cuatro personas, que siguen en las calles contagiando y que no figuran en las cifras oficiales.

Además, el jefe de Epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado alertó que aumentó la cantidad de positividad de pruebas. Dijo que a finales de noviembre estaba entre 8 y 10%, pero en la actualidad está entre 30 y 35%.

“Estos datos alarman, la gente tiene que tomar conciencia de que la única manera de cortar estos contagios es que los enfermos ingresen a los centros de aislamiento para que dejen de contagiar”, remarcó.

Otro parámetro que se toma en cuenta para medir la propagación de la enfermedad, es la velocidad de transmisión semanal. El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, en la última reunión del COED informó que este subió de 1,8 a 2,2.

Al respecto, Hurtado explicó que esto muestra que la enfermedad está fuera de los parámetros de control (menor a cero es considerada transmisión controlable).

Hurtado remarcó que el ritmo de crecimiento actual solo se compara con el registrado en agosto, cuando aún no se estaba en la meseta.

El repunte de casos no solo es en Santa Cruz sino también en La Paz, que este domingo lideró la cantidad de contagios diarios del país, con 102 casos.

Ante ello, los especialistas ven necesaria una nueva reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) para reevaluar las medidas, especialmente en el municipio cruceño que es el epicentro de la pandemia. Entre las principales propuestas están: agilizar la reapertura de centros de aislamiento para asintomáticos o con síntomas leves, unificar líneas de acción entre los tres niveles de gobierno, reforzar las campañas de concienciación en la población y mejorar los controles en aeropuertos internacionales.

En cuanto a acciones nacionales, el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, adelantó que se analiza el cierre de fronteras.

Por su parte, Pacheco recordó que en el último COED se asumió el compromiso de que, si se alcanzaban los 200 casos nuevos diarios- lo que ya sucedió-se necesitaría una nueva evaluación.

Coinciden con su criterio el jefe de Epidemiología del Sedes y el infectólogo, Juan Saavedra, este último calificó a las medidas que rigen desde este lunes en el municipio cruceño como buenas, pero “insuficientes para frenar los contagios”.

“Las medidas asumidas son irracionales e incompletas porque se permite que todos los contactos sigan diseminando la enfermedad. Así no se podrá volver a controlar la pandemia”, sostuvo.

Remarcó que una “fuerte debilidad “en la actualidad es que no hay control de los contactos de los casos confirmados por lo que estos siguen circulando con el riesgo latente de generar más contagios.

Saavedra propuso que Santa Cruz replique la acción de La Paz de encapsular zonas con mayor número de contagios.

El infectólogo agregó que se debería reforzar los controles de ingreso al aeropuerto internacional Viru Viru, debido a que “la población está llegando sin realizar cuarentena, por lo que vuelve a su hogar y puede contagiar a más personas hasta que presente síntomas”.

Por su lado, el infectólogo Rodrigo Castedo, sostuvo que lo que está fallando en el control es que no se tiene una solo línea comunicacional en los tres niveles del Estado, pese a que todos se deberían unirse para hacerle entender a la población la importancia de las medidas de bioseguridad.

“Las autoridades se tendrían que poner de acuerdo y no estar dando tantos mensajes confusos y que son contradictorios entre ellos mismos. Solo se toma medidas, pero no se les explica y hace entender a la población del por qué debe acatarlas”, insistió.

El especialista considera que fijar un límite de horario para circulación o atención puede ser incluso contraproducente porque las personas se aglomeran en las pocas horas que tienen permiso para circular.

Por su parte, la alcaldesa Interina, Angélica Sosa, dijo que no se restringió por número de cédula de identidad la atención, pero no descartó entrar en un confinamiento si siguen en ascenso los casos.

Centros de aislamiento

Ayer la alcaldesa cruceña anunció la reapertura del hospital de segundo nivel Pampa de la Isla y del centro del distrito municipal 10 y la ampliación de El Tatú. El primero tendrá 160 camas y nueve terapias intensivas.

“Vamos a contratar a todo el personal necesario para que funcionen”, comprometió Sosa.

El director del hospital de la Pampa de la Isla, Iván Bolquer, indicó que actualmente este hospital tiene 20 pacientes en internación, con síntomas leves y moderados, además, de tres pacientes en cuidados intermedios, aunque serán derivados a tercer nivel.

El presidente del colegio médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, advirtió que esta vez no aceptarán contratos eventuales, porque vulneran los derechos de los profesionales que trabajan en el momento más crítico sin ni siquiera tener la estabilidad laboral.

Una de las determinaciones del COED del 14 de diciembre fue la reapertura de centros de aislamiento para pacientes asintomáticos. En la propuesta inicial se planteó que se reabran San Isidro (Villa Primero de Mayo); Ciudad de la Alegría (Plan Tres Mil); Alto San Pedro (distrito municipal 4) y el último en el distrito municipal 13, haciendo un total de 574 camas para pacientes asintomáticos o con síntomas leves; sin embargo, estos aún no están en funcionamiento.

Irresponsabilidad

Desde este lunes rigen las sanciones del reglamento de la Ley de Uso de Barbijo en el municipio cruceño. La principal para personas naturales es trabajo comunitario. Pese a esto en las calles se mira de todo. Cerca de las 9:30 de ayer, una embarazada sin barbijo cruzó el tercer anillo en dirección r al mercado Abasto. Ella pasó cerca a un joven que cuida autos en el parqueo, igual sin barbijo. A solo metros, de un micro de la Línea 68 bajó una señora hablando por teléfono, portaba barbijo, pero la acompañaban dos menores de 10 años, uno con síndrome de down, ninguno con el tapaboca.

En el sector de verduras de este céntrico mercado, había vendedores sin barbijo ante la ausencia de los controles.

En cambio la situación era completamente diferente en las calles de la antigua La Ramada. En el lugar había gendarmes y efectivos militares vigilando que se cumplan las medidas de bioseguridad. Pese a ello, hay quienes se dan modos para seguir sin barbijo.

En otro micro, por la zona de la Tres Pasos al Frente subió una mujer de la tercera edad sin barbijo. Ante el reclamo del conductor, ella terminó tirándole las monedas de su pasaje.

En distintas zonas desde ayer se evidencia un mayor control de uso de barbijos, aunque persisten los infractores. En el control de una hora, en la zona de El Cristo Redentor, se detectó a tres conductores de micros que deberán hacer trabajo comunitario como sanción mientras que en similar periodo una decena de comerciantes fueron sancionados.

Se anunció que los controles serían permanentes.

En otras regiones

La Paz volvió a tener más de un centenar de casos diarios luego de semanas, el domingo registró 102, esto mientras cumplía un encapsulamiento de distritos con más casos, donde personal de salud visitó casa por casa.

Entre el viernes y domingo, las brigadas médicas municipales y del Sedes de La Paz identificaron a 40 personas contagiadas de Covid-19, de las cuales 22 corresponden a las vendedoras de los mercados Haití, Yungas y Miraflores. En tanto, las otras 18 personas contagiadas fueron detectadas en el conjunto de 310 casas visitadas.

Mientras la secretaria de Salud de la ciudad de La Paz, Verónica Hurtado, alertó que las unidades de terapia intensiva en hospitales comienzan a llenarse nuevamente con pacientes con coronavirus, por lo que anticipó que el COED analizará nuevas medidas.

De los hospitales municipales, tanto La Portada como Cotahuma, ya tenemos llenas nuestras terapias (intensivas), ha aumentado bastante, nos llama mucho la atención, nos alerta”, dijo la funcionaria municipal.

Comentarios