Escucha esta nota aquí

Juan Pablo Cahuana, corresponsal

Los cortes de energía eléctrica, la falta de agua y de combustible son los tres detonantes para que los pobladores  de Ascención de la Frontera, localidad del municipio de San Matías, adopten medidas de presión. Este sábado retuvieron cinco camiones cisternas y para este domingo se anunció el bloqueo de la carretera.  

Los cinco camiones cargados con los tanques de agua y equipos estaban destinados para la perforación de los cinco pozos artesianos que fueron prometidos por el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.

En caso de no ser atendidas sus demandas, aseguran que radicalizarán sus medidas. Desde las primeras de este domingo, 11 de octubre, iniciarán el bloqueo de la carretera que conecta a San Matías con la capital cruceña.

Esta comunidad, que es la puerta de ingreso a la provincia Ángel Sandoval, exige que las autoridades municipales se hagan presente en el lugar, así como los funcionarios de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) de Bolivia, a fin de que expliquen por qué tanto corte del servicio y qué esperan para resolver el problema.

Además, demandan como mínimo que se dé avance a uno de los cinco proyectos de agua que anticipó la ministra de desarrollo Rural y Tierras, Eliane Capobianco. 

Se firmó un acta entre las autoridades que participaron en dicha reunión. Según los exdirigentes cívicos de la comunidad ascencioneña, esta medida fue tomada porque rebasó la dejadez de las autoridades de los tres niveles del Estado.

Están a la espera de una bomba de agua, ya que ante la falta de agua tienen que ir hasta un balneario ecológico para abastecerse.