Escucha esta nota aquí

Cuerpos cubiertos con bolsas negras y amarrados con cintas, apilados uno tras otro en el suelo de dos habitaciones y sin refrigeración. Ese fue el duro cuadro con el que se encontró ayer cerca del mediodía el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Héctor Arce, en la Caja Nacional de Salud (CNS) de Cochabamba, hasta donde acudió para verificar denuncias de familiares que reclamaban por los cuerpos de fallecidos por Covid-19.

“Esto es inhumano. Se siente el olor fuerte. Son 18 o 19 cuerpos que están en estas condiciones. Estoy realmente indignado y molesto. Es muy triste lo que está pasando, cuando un familiar fallece lo único que uno quiere es darle cristiana sepultura, pero vemos que aquí hay cuerpos desde hace cuatro días y sin las condiciones mínimas de refrigeración”, manifestó Arce a los medios de prensa que acompañaron la inspección.

“Esto es una cueva, es un depósito sin ninguna refrigeración, sin las mínimas condiciones para preservar cuerpos”, repetía al mostrar la precariedad del lugar.

En el sitio había cuerpos con fecha de fallecimiento ocurrido el 22 mayo y otros de días siguientes.

Tras la llegada de Arce llegaron carros fúnebres que empezaron a trasladar los restos.

El diputado criticó la negligencia administrativa porque, según el diputado masista, la CNS cuenta con Bs 6.400 millones en caja y banco para equiparse convenientemente.

Arce presentará un informe al Ministerio de Salud para tomar medidas urgentes en la administración del centro de salud. “Aquí hay  negligencia y mal manejo administrativo ¿Por qué no se ha previsto este servicio (frigorífico)”, cuestionó.

Días de pánico

Cochabamba vive días de pánico debido a la pandemia de coronavirus. Los hospitales públicos y las clínicas privadas están colapsados, no hay oxígeno medicinal y se contrató a empresas frigoríficas para depositar los cuerpos de fallecidos por Covid-19, ya que en los cementerios no hay espacios. Todo este calvario apunta a una cuarentena rígida durante 15 días.

“Los hospitales y las clínicas han colapsado, ya no tenemos oxígeno. Tenemos más pacientes, nos falta oxígeno. Ayer (martes) hubo 28 fallecidos, no podemos seguir en esa dinámica, entonces tomaremos medidas en función de preservar la vida de los cochabambinos”, declaró el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa.

El burgomaestre detalló que sugerirá en la reunión del Comité de Emergencias Departamental (COED) la medida más drástica para evitar que los casos sigan en aumento.

Cochabamba registró el martes 952 casos positivos de Covid-19 y 28 fallecidos. En nosocomios de la CNS los pacientes que fallecieron por coronavirus están aglomerados porque no hay lugar en los cementerios para enterrarlos.

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, calificó de “crítica” la situación por la cual atraviesa la capital cochabambina y detalló que el nivel central triplicó las condiciones del sistema de salud en esa región. “Es muy crítica la situación en Cochabamba por la tercera ola. En estos momentos, vamos a triplicar la cantidad de casos de la primera ola.

Desde el nivel central se ha ampliado en 30% la cantidad de camas, hemos contratado 6.000 recursos humanos, pero lamentablemente hay un límite de capacidad que puede atender el sistema y en este momento se llegó al tope a pesar de que se triplicaron las condiciones”, manifestó Terrazas en una entrevista con los medios.

Comentarios