Escucha esta nota aquí

En 2019 no habrá segundo aguinal­do. Las cifras arrojadas por el Insti­tuto Nacional de Estadística (INE) muestran que el crecimiento entre julio de 2018 y junio de 2019, fue de un 3,38%, informó el director de esa institución, Santiago Farjat.

El pago del segundo beneficio fue establecido en 2013, pero con la condicionante de que el Pro­ducto Interno Bruto (PIB) crezca como mínimo un 4,5% Para dar cumplimiento al bene­ficio, se considera la tasa de creci­miento del PIB de un periodo de doce meses anteriores.

Uno de los factores, para que no se pague este bono es la caída en las exportaciones de gas, y el bajo crecimiento en sectores como el agropecuario (1,01%) y servicios financieros (0,71%). 

El pasado fin de semana, el pre­sidente Evo Morales advirtió que los paros que iniciaron algunos comités cívicos en distintos pun­tos del país ponían en riesgo el pago del segundo aguinaldo. Sin embargo, las cifras que se toman en cuenta son hasta junio de 2019.

 El país está en crisis por el re­chazo a los resultados electorales. Protestas La no violencia, ésa es una de las medidas pacíficas que han em­pezado usar varios grupos civiles que apoyan el paro indefinido, que acata Santa Cruz desde hace ya nueve días.

 Ayer, se hizo una to­ma pacífica de las instalaciones de Bolivia TV (canal estatal). El movimiento Ríos de Pie, que congrega a jóvenes que creen en formas de protestas no violentas, realizó la toma pacífica de las ins­talaciones del medio estatal. La consigna fue: “Queremos una Bolivia TV ciudadana”.

 “Deben informar con objeti­vidad. No deben minimizar las protestas”, señaló Jhanisse Vaca Daza, activista del movimiento. Los directivos del medio estatal se quejaron de la toma, que pre­suntamente no dejó realizar sus actividades. Pero la medida solo duró unos minutos. En días pasados, este movi­miento ciudadano realizó una protesta similar en el Banco de la Unión, propiedad del Estado.

Otra medida de este tipo la ejecutaron vecinos de la zona en donde funciona el Servicio de Im­puestos Nacionales (SIN), en ple­no centro histórico de la ciudad. Allí, el grupo montó guardia para evitar que las instalaciones sean asaltadas, como pasó con el edificio donde operaba el Tri­bunal Electoral Departamental (TED), que fue incendiado el pasado 22 de octubre.

En el SIN, los funcionarios solo trabajan hasta el mediodía, al igual que en las instalaciones de Migración. En cambio, en las oficinas de la Inspectoría Depar­tamental del Trabajo, atienden con normalidad. En este contexto, ayer la Con­federación de empresarios Pri­vados de Bolivia expresó, a través de un comunicado, su preocupa­ción por la actual coyuntura de convulsión social y política que atraviesa el país, y advierte que no renunciará a vivir en un país democrático.