Escucha esta nota aquí

A su ritmo, la ciudad de Santa Cruz cobra vida poco a poco en el cuarto día de paro nacional multisectorial. Desde ayer, las mañanas se han declarado como periodo de abastecimiento y se permite el desplazamiento a los centros comerciales. Sin puntos de bloqueo activos, pero con las huellas evidentes de sus ubicaciones, los motorizados transitan con precaución por las avenidas.

En la doble vía a La Guardia, la presencia policial resulta escasa. Una o dos patrullas supervisan que los vehículos puedan pasar por los puntos bloqueos y seguir hacia su destino. En algunos lugares, no se han levantado las llantas y permiten que los motorizados circulen por los demás carriles.

El tránsito por una de las vías contrasta con el silencioso bloqueo. Foto: Guider Arancibia.

La ruta continúa hacia la ciudad con un tránsito lento debido a la presencia de piedras, maderas, cordeles y otros elementos utilizados para trancar las vías.

Hay que llegar hasta el segundo anillo para encontrarse nuevamente con oficiales de policía retirando puntos de bloqueo. En el segundo anillo y en la avenida San Aurelio los uniformados retiran las llantas y las cuerdas que utilizan, desde mediodía, los bloqueadores.

A pesar de los esfuerzos por facilitar el tránsito, los vehículos que salen a la calle son muy pocos. En las ciudadelas y barrios alejados se observa un mayor movimiento. Incluso, algunas líneas de micro han salido a trabajar, aunque no completan su ruta con el traslado al centro de la ciudad.

Los mercados también muestran una normalidad relativa con la presencia de consumidores que acuden a realizar sus compras de abastecimiento. Según la instructiva, los mercados y supermercados pueden abrir desde las 5:00 de la madrugada hasta las 11:00 de la mañana. Los dirigentes cívicos han pedido a la ciudadanía que se desplacen a pie hasta los centros de abastecimiento; sin embargo, la gente llega en motos, bicicletas y vehículos de cuatro ruedas. 

En Los Lotes, donde ya ocurrieron incidentes el pasado martes, nuevamente se ha observado un camión cargado de jóvenes que recorre las diversas rotondas de la avenida Santos Dumont para garantizar que las vías no estén trancadas. Con el apoyo de una excavadora se retiran los montículos de arena.



Un grupo de jóvenes retira las llantas y troncos utilizados para impedir el paso de los vehículos. /Foto: Jorge Ibáñez

Con dos retroexcavadoras, la policía y los afines al MAS tratan de desbloquear la avenida Santos Dumont. /Foto: Jorge Ibáñez

El país vive su cuarto día de paro en rechazo al paquetazo normativo que promueve el Gobierno. Entre ellas, la más visible es la Ley 1386 que se refiere a las estrategias para la lucha contra la legitimación de ganancias ilícitas. También se ha agregado a la protesta la restitución de los 2/3 en la Asamblea Legislativa Plurinacional como medida para garantizar las leyes de consenso.

Para esta jornada, se ha convocado a una marcha del transporte pesado  que recorrerá diversas avenidas de la ciudad.




Sobre el segundo anillo, se observan las bolsas de arena utilizadas para bloquear las vías./ Foto: Ernesto Estremadoiro.


Comentarios