Escucha esta nota aquí

Las trancaderas sacan de quicio a los conductores particulares y a los micreros que circulan por el primer anillo, debido a los trabajos de acondicionamiento de un carril para la circulación de los nuevos buses de transporte público tipo BRT. A ello se suma la molestia de los peatones, que deben bajar a la calzada, pues por las aceras no pueden circular debido a que comenzaron las obras para cambiarles el piso.

Si bien la comuna no cesa en los trabajos para transformar la calzada, los obstáculos y la confusión de las vías alternas desesperan a los conductores. A raíz de ello se vio ayer cómo los micros se metían al carril del BRT, en construcción, entre la Sucre y Bolívar, para adelantar y recuperar el tiempo perdido en los embotellamientos.

El secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, pidió disculpas por las molestias que ocasionan los trabajos, pero a la vez anunció que están avanzadas las obras y procuran afectar en lo más mínimo en los cruces.

“La encargada del control del tráfico en las calles es la Policía, pues por solicitud del Comando Departamental de la Policía fue retirada la Guardia municipal de las tareas de control del tránsito para evitar las trancaderas”, manifestó Ribera.

Veredas

En la avenida Irala, entre Chuquisaca y Viedma, están adelantados los trabajos de mejoramiento de las aceras, pues se ha sacado los escombros y se está aplanando el terreno, donde luego se vaciará el cemento, aunque aún no ha sido colocado el piso, el cual será de mosaico granítico y áspero, para evitar la caída de los peatones.

Ribera explicó que, para la rápida recuperación de las aceras, para mejorar la circulación de los peatones, se dividió la tarea en cuatro tramos y cada uno a empresas diferentes.

“Por seguridad, los peatones circulan por una acera provisional (paralela a la actual) sobre la calzada, la misma que está delineada y señalizada para el paso transitorio de peatones mientras dure la implementación de las nuevas veredas”, dijo Ribera.

Sin embargo, al no existir control en las vías, estas aceras provisionales son obstruidas por conductores que estacionan sus vehículos, cortando el paso.

En la parte norte y oeste del anillo, es decir, entre las avenidas Uruguay y Cañoto, los obreros han abierto zanjas para colocar nuevas tuberías de agua potable, pero lo han hecho en las veredas, otra molestia para los viandantes.

“Espero no caer, pues no se puede esquivar estas zanjas”, manifestó la vecina Cornelia Salazar, en la avenida Uruguay.

Carril especial

Además, Ribera pidió tomar en cuenta los desvíos en la zona del octavo tramo, en la Cañoto, entre la 21 de Mayo y Beni, que tendrá como vías de ingreso y de salida del centro la avenida Monseñor Rivero y la calle Libertad.

Asimismo, para hoy la Alcaldía lanzará una convocatoria para la participación ciudadana en la búsqueda del nombre del nuevo sistema de transporte público o BRT, el cual es técnico, pero se necesita una denominación regional que lo identifique, como los PumaKatari, en La Paz.

Tags

Comentarios