Escucha esta nota aquí

El martes y el miércoles el Tribunal Disciplinario Departamental de la Policía de Santa Cruz dio de baja a cuatro oficiales de alto rango por la comisión de faltas graves en el ejercicio de sus funciones. Se trata del general Óscar Hugo Nina Fernández, excomandante de la Policía Nacional Boliviana; de su hijo, el teniente Óscar Hugo Nina Morales; el capitán Xavier Raúl Millán Salazar y el teniente Ismael Diego Sánchez Ribera.

Además, los cuatro guardan detención preventiva en la cárcel de Palmasola por procesos penales instaurados en la justicia ordinaria. Los Nina y Millán por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento ilícito y beneficios en razón del cargo en casos vinculados al narcotráfico, mientras que Ismael Sánchez por secuestro, asociación delictuosa y extorsión a un piloto civil.

De general al deshonor
El proceso contra Nina y sus acólitos data de 2011, cuando fungió como director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) y luego como comandante nacional de la Policía, funciones por las que incluso el presidente Evo Morales lo premió con memorandos de felicitación.

El mayor Rubén Valdez, fiscal departamental policial, indicó que la pesquisa reveló pruebas suficientes del enriquecimiento de los Nina y de Millán por actividades ligadas al narcotráfico. Dichos indicios resultaron contundentes y valieron para disponer la baja definitiva sin derecho a incorporación.

En la otra causa, el teniente Sánchez es parte de un grupo de policías de la Felcn investigados por extorsionar a un piloto, al que exigían $us 100.000 para dejarlo en paz. Sánchez fue dado de baja en una audiencia realizada el miércoles por faltas graves establecidas en el artículo 14 de la Ley 101.

Otro de los implicados en el acto extorsivo es el capitán Gerald Espinoza Galvez, que el miércoles fue detenido preventivamente en Palmasola a instancia de la fiscal Rose María Barrientos. Espinoza espera su proceso interno en la institución verde olivo, con altas probabilidades de correr la misma suerte que Sánchez.

La coronela Margoth Cardozo, presidenta del Tribunal Disciplinario, informó a la prensa de que los oficiales en cuestión han sido dados de baja de forma definitiva, sin derecho a incorporación. Empero, el fiscal policial Valdez explicó que el fallo es de primera instancia, por lo que los proscritos tienen derecho a apelar a las instancias legales que les franquea la ley.

Varios procesos en curso
En lo que va del presente año, el órgano interno de investigación policial del Comando Departamental de Santa Cruz ha admitido 150 denuncias contra policías por faltas graves en el ejercicio de sus funciones como servidores públicos.

Todos se resolverán en procesos orales similares a los que se llevan a cabo en el ámbito penal. “Pretendemos que los agentes vean que hay instancias sancionadoras en la Policía”, dijo el fiscal Valdez