Escucha esta nota aquí

“Como puede ver, en el centro cumplimos las órdenes a cabalidad. Acá no se mueve un sepe. Nosotros vamos a hacer respetar nuestro voto.

 No vamos a aceptar unas elecciones fraudulentas y menos que un masista se acerque y quiera causar conflictos”, dijo doña Blanca, que se encontraba en uno de los pocos puntos de bloqueo instalados entre las calles Sucre y Tarija.Asimismo, Blanca Elena Arteaga, que se encontraba controlando su punto de bloqueo en el primer anillo y calle René Moreno, expresó su molestia porque hay personas irrespetuosas que llegan con prepotencia y que no iban a aceptar que nadie lo haga, porque los cruceños están haciendo respetar su derecho al voto que fue burlado con tanto fraude que hizo el Tribunal Supremo Electoral. 

“Solo permitimos el pase de la prensa, de las ambulancias y de los camiones proveedores”, afirmó.

Durante casi toda la jornada, las calles lucían completamente desiertas. Una que otra persona circulaba en bici bajo el intenso sol y llegaba hasta la plaza principal, a descansar y tomar aliento para seguir el trajín.

 Algunas personas jugaban y alimentaban a las palomitas, mientras que los lustrabotas aguardaban a los ocasionales clientes que se hacían esperar.