Escucha esta nota aquí

Tres días de bloqueo en el puente de Puerto Paila agrava la situación para cientos de viajeros que se encuentran varados en la ruta a la Chiquitania. Hoy la tensión subió debido a que tampoco se permitió el paso de ambulancias, lo que provocó que la Defensoría del Pueblo emita un comunicado pidiendo que se garantice el paso de esos vehículos de emergencia.

Un grupo de choferes de camiones, cansados por la medida extrema que les impide cruzar el puente y seguir su viaje, interceptaron un ambulancia. "Estamos sumamente cansados. A las autoridades no les interesa venir a solucionar este problema, por eso no vamos a permitir que tampoco pasen las ambulancias", afirma un camionero que permanece varado en la ruta. 

El conductor dijo que no dejarán pasar ningún tipo de vehículo, por más que esté en un traslado de emergencia. La fila de camiones y autos retenidos se extiende por varios kilómetros mientras aguardan una solución al conflicto planteado por los bloqueadores.

Un grupo de interculturales exige al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) la dotación de tierras tituladas a campesinos de la región. Impiden el paso por el puente de Paila mientras exigen a las autoridades del INRA que acudan a la zona para negociar.

Sobre el conflicto, la Defensoría del Pueblo emitió un pronunciamiento en el que exhorta a las autoridades competentes atender la demanda social, establecer mecanismos de diálogo que viabilicen y permitan una libre circulación y se levanten las medidas de presión que afectan a la ciudadanía, que permanece en buses, vehículos particulares y transporte pesado con carga de ganado y alimentos perecederos”.

Además, hace un llamado a los organizaciones movilizadas, a los conductores y pobladores que se encuentran varados en el lugar, para que “puedan garantizar el tránsito de los vehículos que brindan servicios de salud y atenciones esenciales de vida y subsistencia”.

INRA insta al diálogo

Este miércoles, el director departamental del INRA, Adalberto Rojas, pidió a los campesinos bloqueadores deponer "actitudes intransigentes" y acudir a las mesas de diálogo instaladas. "Son parte del pacto  de unidad que sostiene la gestión de Gobierno", les recuerda Rojas.

El INRA se ampara en un plan de trabajo suscrito con la Federación de la Gran Chiquitania, perteneciente a la Central Sindical Única de Trabajadores del Campo, para organizar la dotación de tierras. 

Rojas cuestiona la acción emprendida por interculturales de Pailón y alude a "protagonismos dirigenciales" como trasfondo de la medida.

"No hay titulación de tierras directa porque enfrentaría a indígenas con campesinos", explica Rojas.



Comentarios