Escucha esta nota aquí

La crisis económica que vive la Alcaldía de Camiri obligó al ejecutivo a emitir un Decreto Municipal reduciendo los niveles salariales, según informó el alcalde Carlos Gambarte, en una conferencia de prensa realizada este viernes.

“La pandemia y el mal manejo económico de los últimos meses, ha incrementado los gastos corrientes hasta casi un 40%”, dijo el alcalde, señalando que, a partir de septiembre, todos los funcionarios verán afectados sus ingresos en una escala que va del 3% hasta un 30% de reducción y que esta decisión fue consensuada con los trabajadores.

Con los nuevos ingresos de los funcionarios municipales, el sueldo del alcalde cuyo haber básico era de Bs 9.500 y ahora bajará a Bs 6.600, señaló el responsable de finanzas, David Rojas. “La reducción es del 30, 20, 10, 5 y 3% de acuerdo al nivel jerárquico”, indicó.

Rojas señaló que la crisis ha complicado demasiado las finanzas de este municipio ya que los ingresos por IDH y coparticipación tributaria se redujeron en más del 30% y en los ingresos de recursos propios, la disminución supera el 80% en relación a la gestión anterior.

Consultado si esta decisión es de conocimiento del Concejo, Gambarte señaló que no existe una relación con los concejales, a quienes se les envió la nueva normativa “a través de un notario de fe pública”, señaló la autoridad municipal.

Mientras esto ocurre en las oficinas de Gambarte, los concejales cerraron filas en torno a Carlos Arispe, concejal que para ellos es el titular de la comuna, insistiendo en que la resolución que nombró alcalde a Carlos Gambarte, fue abrogada quedando sin efecto.

 En ese sentido, la directiva del Concejo Municipal remitió a Carlos Gambarte una carta instándole a retomar su curul como concejal, para que el sillón municipal sea ocupado por Carlos Arispe.