Escucha esta nota aquí

Las cifras son preocupantes. Bolivia sumó el pasado martes 2.369 casos nuevos de coronavirus, de los cuales 848 se registraron en Santa Cruz, región que cada vez se acerca al millar de contagios diarios registrados en julio de 2020 y enero de este año, en los picos de la primera y segunda oleada. Ayer mantuvo el ascenso y registró 839 nuevos contagios.

Ahora la causante de la escalada de casos es la tercera oleada, alimentada por la falta de responsabilidad ciudadana, que tiene al sistema de salud al borde de la saturación, con 700 pacientes internados; mientras los casos activos, es decir, personas que cursan la enfermedad sin estar hospitalizadas, ya superan las 7.800. A esto se suman las muertes por la enfermedad que alcanzan las 1.172 en los primeros cuatro meses del año.

Los números no son más que un reflejo de que el contagio se duplicó en las últimas tres semanas, pasando de diez casos por día a 23 contagios diarios. En tanto, que el índice de positividad que era del 9% en abril, este mes subió al 17%, lo que muestra que hay una mayor circulación del virus.

Así lo advirtió Carlos Hurtado, gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), al indicar que estamos ante una situación muy preocupante y eso nos hace pensar que si la gente no pone de su parte en la contención, se podría repetir la crisis sanitaria de junio y julio del año pasado.

“Hay días en que no quedan espacios en las Unidades Terapias Intensiva, estamos con el 80% de las Unidades de Cuidados Intermedios copadas, con el 60% y 70% de los espacios de los centros de primer nivel llenos, tenemos 700 pacientes internados en los tres niveles y más de 7.000 personas con el virus, que pueden estar contagiando si es que no están guardando aislamiento”, dijo Hurtado.

El epidemiólogo del Sedes agrega que por ahora la contención ha sido la vacunación, que ha permitido la aplicación de 246. 609 dosis a personas de los grupos vulnerables, especialmente a los adultos mayores que son quienes corren más riesgo de complicación.

Eso de alguna forma ha sido un “colchón” para evitar que las muertes se disparen. Según los datos epidemiológicos, de enero a abril de este año se contabilizan 1.172 decesos por Covid-19, mientras que de marzo a diciembre de 2020 hubo 4.486 muertes por la pandemia.

No obstante, en lo que va de la pandemia, junio sigue siendo el mes con mayor número de muertes, cuando se contabilizaron 1.122 casos. En lo que respecta a este año, febrero es el mes que tuvo más decesos, con 474 casos; mientras que abril cerró con 183 fallecimientos.

Ante este panorama, Hurtado insiste en el llamado a la población a la responsabilidad, evitando los juntes, fiestas y otros eventos sociales que son disparadores de contagios.

Mientras continuamos con la vacunación necesitamos el apoyo de la población. Solos no vamos a poder, ningún sistema de salud en el mundo va a poder ser capaz de contener los embates del coronavirus si la población no colabora”, asegura.

Hasta el momento, se ha logrado inmunizar al 10% de la población vacunable en el departamento. Hurtado señala que se han aplicado el 80% de las dosis recibidas y las que se tienen corresponden a las segundas dosis de los pacientes ya atendidos.

Provincias

El municipio de San Carlos reactivó la campaña de pruebas de antígeno nasal ante el incremento de casos. El aumento se registró a finales de abril y los primeros días de mayo, lo que obligó a impulsar la detección de casos, con lo que prevén llegar a por lo menos 500 personas.

“ Hemos tenido un alza de casos en el mes de abril y queremos llegar a los pacientes en los primeros días de contagio para evitar que lleguen a la fase crítica”, informó Ronald Justiniano, responsable de la brigada médica que realiza esta campaña.

Justiniano también informó que un 80% de los pacientes detectados tiene sintomatología leve y un 5% está en fase crítica, mientras que el resto tiene cuadros moderados y graves.

Otro de los brigadistas, Alexandre Cuéllar, indica que en abril se registraron 44 casos positivos y tres fallecidos en este municipio, mientras que en la primera semana de mayo hay dos fallecidos y 9 casos positivos. “Entre los pacientes positivos nos llama la atención que algunos casos críticos evolucionaron muy rápido. Podríamos sospechar que se trata de la nueva variante, pero eso debe ser confirmado por las autoridades sanitarias” informó el galeno Cuéllar.

Por otro lado, este lunes el Comité de Emergencia Municipal de San Matías
determinó acciones para contener los casos de coronavirus que van en aumento en la capital matieña. Se acordó que durante la semana se socialice con todos los sectores el uso de barbijo, el distanciamiento social y el uso de alcohol en gel.

El alcalde Deni Carlos Velarde mostró su preocupación por el incremento de los contagios, en especial en los niños.

El administrador municipal del hospital, Marcelo Enríquez, informó que se observará la respuesta de la población a estas medidas para luego determinar otras más duras.

También se han suspendido las clases presenciales y semipresenciales hasta este viernes en todas las unidades educativas de la provincia Ángel Sandóval.

En otros municipios, como Urubichá, Ascensión y El Puente, se inició la vacunación anticovid a mayores de 60 años.

Vacunación

La llegada de las 334.400 vacunas Sinopharm reimpulsó la vacunación en todo el país. El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, detalló que para La Paz, se destinaron 111.300 vacunas, para Oruro 12.350; Potosí, 21.950; Cochabamba, 58.800; Chuquisaca, 17.600, Tarija 17.600; Beni, 17.600; Pando, 8.800 y Santa Cruz, 68.400.

El presidente Luis Arce Catacora afirmó que hasta que el domingo se completará el millón y medio de vacunas.

Según el cronograma, se prevé que mañana arribe un segundo lote de 334.400 dosis de Sinopharm, el sábado 500.000 vacunas Sputnik V y el domingo otro lote de 331.200 de Sinopharm.

En Santa Cruz, el Sedes confirmó que continuarán con la vacunación a los mayores de 60 años, por lo que no se ampliará la vacunación a las personas comprendidas entre 50 y 59 años hasta que reciban más dosis, dado que restan cubrir a 140.000 personas mayores de 60 años.

También se continuará vacunando en los 25 puntos habilitados y para la próxima semana prevén habilitar otros seis centros de vacunación masiva, entre ellos los predios de la Fexpocruz. El Sedes está abocado a la capacitación del personal que atenderá estos puntos.

Lejos de ser controlada

La pandemia de covid-19 está “lejos” de estar bajo control en las Américas a pesar de la reducción de casos en Estados Unidos y Brasil, los países del mundo con más víctimas mortales del virus, advirtió ayer la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Casi el 40% de todas las muertes globales (por coronavirus) reportadas la semana pasada ocurrieron en las Américas”, dijo en rueda de prensa la directora de la OPS, Carissa Etienne.

“Esta es una clara señal de que la transmisión está lejos de estar controlada en la región”.

Etienne señaló una aceleración de los contagios en gran parte del continente y una ocupación de camas en Unidades de Cuidados Intensivos de casi el 80%.

En Sudamérica, duramente afectada por la pandemia en meses recientes, destacó un incremento de casos en Guyana y Bolivia, linderos con Brasil, así como en Colombia, sacudida estos días por masivas manifestaciones antigubernamentales.

“En Colombia, donde los casos de Covid-19 han aumentado constantemente desde hace varias semanas, esperamos aumentos aún más pronunciados después de una semana de protestas”, alertó Etienne.

Dijo que en Chile y Perú, el 95% de las camas de UCI están en uso, la mayoría por pacientes con Covid-19, y describió un panorama preocupante en Buenos Aires, con 96% de ocupación, y en algunas áreas de Brasil, donde hay lista de espera.

También señaló altas tasas de contagio en Canadá, en particular en zonas de población indígena, y dijo que Cuba “continúa impulsando la mayoría de las nuevas infecciones en el Caribe”.

En Centroamérica, remarcó aumentos de casos en las zonas de Costa Rica y Honduras que limitan con Nicaragua, y en las regiones fronterizas de Guatemala y El Salvador. “No es de extrañar que el aumento de las hospitalizaciones en nuestra región esté provocando un desafío de suministro de oxígeno sin precedentes en todo el continente americano”, dijo Etienne, señalando a Bolivia y Antigua y Barbuda como “lugares muy afectados”.

Comentarios