Escucha esta nota aquí

Por requerimiento de la Fiscalía, este viernes se procedió a la exhumación de los restos de Aldo Calderón Mejía, instructor de gimnasio que fue asesinado con disparos de arma de fuego en pasados días y su cuerpo arrojado por la zona de Colpa Bélgica.

La exhumación de los restos se realizó en el cementerio Los Cusis, hacia el final de la avenida Virgen de Luján, en cumplimiento a la orden emitida por la fiscal asignada al caso, Roxana Parada. 

El cuerpo fue trasladado a la morgue judicial de la Pampa de la Isla, donde fue sometido  a una necropsia y los peritos forenses lograron extraer al menos tres proyectiles.

La necropsia se practicó después de la detención del principal responsable del asesinato, un joven que fue descubierto por agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el crimen cuando escapaba hacia la frontera con Argentina.

La abogada de los familiares del instructor de gimnasio, Raquel Guerrero, expresó que para los dolientes fue dramático, primero recibir la noticia del asesinato y luego exhumar el cuerpo para extraer los proyectiles.

En nombre de la familia, Guerrero dijo que inicialmente se realizó la autopsia  pero los peritos forenses no lograron extraer los proyectiles y la Fiscalía se vio obligada a requerir la exhumación del cuerpo.  

El autor del asesinato será presentado ante el juez cautelar y la fiscal Roxana Parada lo imputará por delito de asesinato. La audiencia se desarrollará en las instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) por razones de seguridad.

Informes de la Felcc dan cuenta que Aldo Calderón Mejía, fue victimado con disparos de arma de fuego en nuestra capital, y su cuerpo arrojado en   Colpa Bélgica. Para la Felcc, el móvil del crimen fue una deuda que mantenía el instructor de gimnasio con sus victimarios.

Comentarios