Escucha esta nota aquí

A través de un operativo conjunto entre efectivos de las Fuerzas Armadas, la Policía Boliviana, ABT y funcionarios de la Alcaldía de San Ignacio de Velasco se logró descubrir a tres personas que iniciaban el fuego en el sector denominado ‘Chirimoya’.

Los datos indican que los comunarios se encontraban en un motorizado, expandiendo por un kilómetro y medio las llamas en esa región, una de las más afectadas por las quemas en el departamento de Santa Cruz.

El jueves, a esa localidad llegaron 100 bomberos de la Policía, quienes coordinan labores con las autoridades locales y los efectivos militares desplegados hace días. Las labores se concentran ahora en Alto Paraguá, San José de Campamento y Tirarí.

Por los incendios forestales, la población de San Ignacio respira humo. No llueve desde el mes de julio y las temperaturas llegan a los 38 grados centígrados. Al problema de los incendios se suma la aguda sequía. La municipalidad, a través de camiones cisternas, está llevando agua para el consumo humano y de animales.

De acuerdo al reporte del Comité de Crisis de la Gobernación, hasta el jueves, 24 de septiembre, existían 12 incendios forestales activos, tres en los municipios de Concepción, tres en San Matías, dos en Guarayos, dos en San Ignacio, uno en Postrervalle y uno en El Puente.