Escucha esta nota aquí

La madrugada del miércoles, un grupo de encapuchados irrumpió utilizando la fuerza en las instalaciones del surtidor de venta de combustible denominado Qv2, de la zona este de la capital orureña, donde sustrajeron 2.000 bolivianos, además de dejar herido a puñaladas a uno de los trabajadores.

Según la Policía, fueron tres los antisociales, que ingresaron en las oficinas del surtidor Qv2, portando cuchillos, con los que lograron agredir a uno de los trabajadores para luego hurtar el dinero, entre otros objetos y huir a pie con rumbo desconocido. “Tenemos información que nos permite confirmar que los delincuentes escaparon por la parte trasera de la estación de servicio, aprovechando la oscuridad de la noche, además que conocían muy bien la zona", informó el sudirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Mayor William Rivero.

Tras el hecho acudieron al lugar del hecho agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, situado en la avenida 24 de Junio, kilómetro uno y medio, para iniciar las indagaciones del caso, por el presunto delito de robo agravado.

El trabajador afectado, fue trasladado de emergencia hasta el hospital Obrero dependiente de la Caja Nacional de Salud, donde el funcionario tiene seguro de salud. Según el reporte médico de los galenos de esa institución el diagnóstico al día de hoy es estable.



Comentarios