Escucha esta nota aquí

Las labores de las primeras cuatro unidades del Sistema de Buses de Tránsito Rápido (BRT, por sus siglas en inglés) transportaron en dos jornadas de prueba a un total de 1.246 vecinos en 40 recorridos, según lo expuesto por la alcaldesa interina, Angélica Sosa. Significa un promedio de 31 pasajeros por cada viaje; cada bus tiene una capacidad para 32 personas sentadas.

La autoridad resaltó que esta obra llegó para conectar a la ciudad y que los 60 días de prueba es el tiempo estándar que se proyecta cuando se realizan iniciativas de esta envergadura en otros países. La autoridad invitó a vecinos a ser parte de las pruebas y a hacer notar sus observaciones y sugerencia en las redes sociales de la municipalidad.

Durante el periodo de pruebas estarán habilitadas cuatro de las 22 estaciones dispuestas sobre el primer anillo. Estas son las que se hallan a la altura de las calles 21 de Mayo, Florida, Warnes y Cochabamba.

"Jamás hemos tenido colectivos de estas dimensiones. Se requiere la operación y ensayo de 60 días para la capacitación de choferes (entre otras tareas). Tenemos un sistema que demanda una ciudad moderna como Santa Cruz de la Sierra", resaltó la autoridad, a tiempo de exponer que se hicieron más de 200 reuniones para materializar esta obra que se estima que estará lista a finales de diciembre (la primera fase).