Escucha esta nota aquí

Carlos Quinquiví, corresponsal

A casi una semana de que el gobernador Luis Fernando Camacho, el alcalde Ruddy Dorado y dirigentes de la operadora del agua Coosiv SRL inauguraran 6 pozos de agua, hoy la población de San Ignacio de Velasco amaneció con el suministro de agua cortado en sus domicilios.

Para provisionarse de agua, los pobladores acuden con bidones, baldes y diferentes recipientes hasta los pozos de agua.  Además, deben hacer filas para abastecerse del líquido vital.

La queja ha sido generalizada de la población, no solo de amas de casa, sino también de restaurantes, hoteles, centros comerciales y de vecinos porque fueron sorprendidas con el corte del servicio.

Un comunicado de la EPSA Coosiv SRL indica que se cortó el abastecimiento de agua por un reventón causado en la tubería matriz por un camión de alto tonelaje. Indica que el incidente se registró en una calle del barrio Chiquitano y que se trabaja para reparar el daño. 

Los vecinos lamentaron este perjuicio y pidieron que la operadora del agua y autoridades busquen una solución para seccionar los cortes con llaves, de tal manera que no afecte el corte a toda una población de más de 50 mil habitantes.

Los vecinos están molestos y agobiados porque se vive una ola de calor que sobrepasa los 33 grados centígrados y no hay agua en los domicilio, a los que se suma el polvo en las calles de tierra colorada y humo por incendios forestales.






Los pozos de agua inaugurados el pasado fin de semana por el gobernador y el alcalde contribuyen al abastecimiento de agua de calidad a la población ignaciana, son públicos y cualquiera puede llegar a cargar agua en bidones.

En la perforación de los seis pozos, la Gobernación cruceña invirtió Bs 409.000 con una profundidad de más de 100 metros y una capacidad para proveer 720.000 litros de agua por día.

No llueve en la zona

Hace más de 100 días que no llueve en San Ignacio de Velasco, la sequía se agudiza. El alcalde Dorado manifestó que se dispone de un camión cisterna que cotidianamente lleva agua, para el consumo humano y de animales, desde San Ignacio hasta las comunidades rurales.

La última lluvia fuerte que cayó fue el 4 de junio de este año. Hace un par de semanas solo cayó una llovizna de unos 15 minutos.


Comentarios