Escucha esta nota aquí

En Santa Cruz, desde el Centro de Control de Incendios de la Gobernación informaron que en el departamento aún persisten activos 11 focos de incendios forestales y que las llamas están afectando a ocho municipios de siete provincias cruceñas.

Jorge Adriázola, responsable de Control de Incendios de la Gobernación de Santa Cruz, sostuvo que dichos incendios se encuentran controlados y que algunos ya están en fase de liquidación.

Adriázola detalló que el fuego está afectando a los municipios de Concepción (3), San Ignacio de Velasco (2), San José de Chiquitos (1), Pailón (1), Cabezas (1), Vallegrande (1), San Matías (1) y Mariana (1) y que los mismos no son de gran magnitud y que se encuentran en fase de liquidación.

El funcionario también indicó que en lo que va del año se atendieron 339 casos de emergencia.

Mientras el fuego sigue en algunas zonas del departamento, en Guarayos, de acuerdo con Desther Ágreda, corresponsal de EL DEBER, las primeras lluvias han dado luz verde para que los productores pequeños apliquen el chaqueo en sus tierras con el propósito de prepararlas para la siembra de distintos cultivos.

Arnaldo Saucedo, productor agrícola de la comunidad de Los Chacos, del municipio de El Puente, a 50 kilómetros de Ascensión de Guarayos, sostuvo que debido a la sequía no se podía quemar ya que se corría el riesgo de no poder controlar el fuego y que por estar tan seca la tierra no se podía sembrar, pero ahora con las primeras lluvias la situación está cambiando.

Saucedo indicó que ahora la quema es más fácil, que ya no es necesario hacer un callejón de protección y que luego de quemar ya se puede sembrar porque la tierra está húmeda.

Debido a la quema de decenas de chacos, según el corresponsal, el ambiente se ha vuelto a contaminar de humo, aunque con menor intensidad en comparación con los incendios forestales.

La otra cara de la moneda se dio en los valles Cruceños, más precisamente en Vallegrande que en la jornada de ayer sorprendió a sus habitantes con una intensa granizada.


Juan Carlos Aguilar, poblador de la zona, indicó que el fenómeno climático se produjo la tarde de ayer y que el mismo se centró en la zona urbana afectando principalmente a las huertas familiares y a algunos sembradíos de la periferia.

“La granizada no afectó en las comunidades dedicadas a la producción de verduras, hortalizas y frutas, artículos que se comercializan en los mercados de Santa Cruz”, señaló Aguilar.