Escucha esta nota aquí

Preocupación por el aumento de casos de transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Un total de 147 nuevos positivos se registraron en enero de este año en Santa Cruz. La cifra que significa un promedio de cinco nuevos casos por día y un aumento sustancial a lo registrado en el mismo mes de 2019, cuando los nuevos positivos no superaban el centenar, de acuerdo con el reporte de Gonzalo Borda, responsable del Programa ITS/VIH-Sida dependiente del Servicio Departamental de Salud.

La mayoría de estos nuevos casos se perciben en personas de sexo masculino (114), respecto a las de sexo femenino (33). Para Borda, el tema es inquietante, ya que en las fiestas carnestolendas las cifras tienden a aumentar y cada año se perciben nuevos casos de este virus que no discrimina a ningún grupo social o etario. 

Si bien en 2019 se registraron 1.197 casos positivos (76 menos que en 2018), esto no refleja una disminución en la transferencia del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. Borda sostuvo que esto responde a los 21 días de paro cívico (entre octubre y noviembre de 2019), donde no se anotaron nuevos pacientes por la atención intermitente en los centros de salud.

“Cada año aumentan los casos de VIH y este tema no es como otras enfermedades que se muestran como episodios que cesan con tratamiento. El VIH debe tratarse de por vida y preocupa que por el Carnaval y los excesos de esta fiesta se da lugar a relaciones sexuales casuales y no se toma el tema con responsabilidad”, apuntó Borda.

Además del factor comunicacional, en estas fechas el sector público dispuso de más de 100.00 preservativos que se entregaron en diferentes espacios del Carnaval. No obstante, desde el programa indican que esta no es una manera de dar solución a esta problemática, ya que la principal responsabilidad recae en la concienciación de las personas expuestas a estas situaciones y escenarios donde se puede transmitir el virus.

Aunque el tratamiento es gratuito, Carol Camacho, sicóloga y consejera del programa VIH Sida, reseñó que esta afección debe atenderse de manera permanente y hay pacientes que abandonan el tratamiento. Otras, en situación de calle, presentan problemas de drogas. Además, entre los afectados aparecen personas con discapacidad, menores de edad y otras de bajo recursos que no pueden llevar una dieta saludable.

En este sentido, la profesional explicó que el primer paso es tener la voluntad de la prevención. Más allá del uso de preservativo, recomendó hacerse las pruebas para la detección temprana de la afección. “Estar saludable o no tener síntomas no es una garantía; es necesario realizar controles al menos una vez al año y es necesario un constante apoyo psicológico”, apuntó Camacho.

Las voces del VIH

Desde el Centro Departamental de Vigilancia, Información y Referencia (Cdvir) existe un panorama que muestra diferentes matices. Las personas que acuden a este espacio para realizarse las pruebas de detección de la enfermedad llegan con diferentes necesidades e inquietudes.

Una de los casos es el de Rubén (27), que lleva tres años como portador del virus y acude hasta el Cdvir para recibir atención. “Llevo una vida normal, como la de cualquier persona, solo que a diario debo tomar los medicamentos retrovirales. El único problema es la desinformación que hay allá afuera (apunta a la calle) y eso hace que la gente con VIH se sienta discriminada o que tenga vergüenza de hacer su vida laboral o personal”, lamentó.

Otras personas que están en la misma sala de espera de Rubén prefieren no referirse al tema. Agachan la cabeza o asienten con la cabeza a los comentarios que hace nuestro entrevistado.

Ante la falta de alcance en algunos espacios del sector público, son los colectivos u organizaciones sin fines de lucro las que toman iniciativa respecto al VIH. Tal es el caso de Igualdad LGBT, entidad abocada al ejercicio de derechos de personas homosexuales, bisexuales y trans.

El gerente de esta comunidad, Jean Pierre Mendoza, señaló que su colectivo es responsable del tema de prevención entre personas del mismo sexo. Cuentan con acciones directas entre las personas afectadas con VIH. A través de unidades móviles y centros comunitarios detectan casos que son reportados al sector público.

Pero han visto mermados sus esfuerzos debido a las políticas del Gobierno de transición prohibió el PrEP (profilaxis preexposición), medicamento que sirve para la prevención de la enfermedad.

INFORMACIÓN RELEVANTE

Términos correctos

Según el Sedes, las personas con VIH no siempre manifiestan los síntomas de ser portadores del virus. Si hay buena salud, el proceso es más lento, pero una vez bajan las defensas estas y otras enfermedades pueden atacar; ahí es cuando se ingresa a la etapa del Sida.

Lugares de atención
Hay 519 centros de salud donde recibir atención sobre el VIH. Existen postas médicas y hospitales de segundo y tercer nivel que prestan servicios médicos a los pacientes con VIH. Entre ellos los hospitales Japonés, San Juan de Dios y Francés, así como los centros Perpetuo Socorro y 18 de Octubre.

Fallecimientos
En 2019, se registraron 113 muertes por esta enfermedad, de un total de 1.197 casos.