Escucha esta nota aquí

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Santa Cruz, José María Velasco, informó sobre reuniones avanzadas con autoridades locales para activar el 'botón de pánico’, pero aún no hay presupuesto designado, ni el personal para atender los requerimientos.

Agregó que la Policía Boliviana ha sufrido bajas por el Covid-19, situación a la que no escapó la Felcv, de Santa Cruz. A los efectos de la pandemia se suma que en este departamento hubo cambios de destinos que dejaron disminuida esa unidad.

El 'botón de pánico' es una aplicación que se instala en el celular de las víctimas que corren riesgo de volver a ser agredidas. El dispositivo no es de uso común, sirve para una respuesta pronta e inmediata de la Policía.

“Es un proyecto muy bueno, pero no se ha puesto en marcha por las limitaciones técnicas, económicas y de personal”, afirmó Velasco. La próxima semana se reunirá con autoridades de la Alcaldía y de la Gobernación para informar y coordinar los avances sobre este tema.

En esta jornada, el director nacional de la Felcv, Juan Carlos Alarcón, dijo que el 'botón de pánico' tiene como objetivo lograr una atención rápida a víctimas de violencia de género y evitar feminicidios.

Las mujeres en situación de vulnerabilidad frente a su pareja, dispondrán, en su celular, de la aplicación que permitirá advertir una situación de riesgo contra su vida.

La víctima de violencia de género activará una alarma para que un equipo de la Felcv se desplace inmediatamente a su domicilio, a través de la Unidad de Prevención Infantil (UPRI) y de la Unidad de Inteligencia.

El proyecto se concentra en cuatro pilares de acción de la Policía para enfrentar el problema:

1) Seguimiento y vigilancia a víctimas

2) Patrullaje motorizado y cibernético

3) Difusión del plan mediante redes sociales

4) Trabajo conjunto para atacar el problema