Escucha esta nota aquí


Comenzó el rebrote del Covid-19 en el departamento cruceño, que ya está sintiendo el goteo de lo que sería una nueva tormenta epidemiológica. La velocidad del contagio se aceleró y el número de casos ha empezado a triplicarse. Si la población no cumple con las medidas de autocuidado, en unas 10 a 12 semanas, es decir, entre mediados y finales de febrero del próximo año, se alcanzaría un pico de casos, según las nuevas proyecciones de las autoridades sanitarias.

Luego de las alertas de los epidemiólogos, el gobernador Rubén Costas declaró esta semana de forma oficial el rebrote de la pandemia del Covid-19 en Santa Cruz.

“Esta semana ha sido muy, pero muy preocupante debido al registro de casos por día. Solo la semana pasada superamos todo el mes de noviembre, que había reportado 929 nuevos positivos, mientras que en solo 13 días de diciembre ya se contaban 1.277 casos”, dijo el gobernador, basado en los datos que elabora el Servicio Departamental de Salud (Sedes) cada vez que se reúne el Comité de Emergencia Departamental (COED).

Las autoridades del Sedes se basan en las estadísticas y en la razón de crecimiento semanal de la curva epidemiológica para afirmar que se entró en una “curva totalmente ascendente, con una triplicación de casos positivos y una razón de crecimiento que subió de 0,8 -hace un mes- a 2,2 actualmente”.

Después de haber alcanzado una meseta de transmisión baja y sostenida durante casi tres meses, con una velocidad de crecimiento de 1 o menos 1 entre septiembre y mediados de noviembre, las alertas se encendieron a mediados del mes pasado porque el indicador subió de golpe a 1,3 y actualmente a 2,2.

¿Qué se puede esperar ante esta situación? En el análisis, el Sedes observa que la razón de crecimiento actual es mucho más veloz que los meses críticos de junio y julio, cuando se alcanzó un indicador máximo de 1,4, situación que hace prever que esta vez se estaría llegando a un pico más rápido que en el primer golpe del coronavirus.

Precisamente, por eso es que las autoridades sanitarias, en la proyección de la pandemia, estiman una posible nueva tormenta dentro de 10 o 12 semanas, es decir, a partir de la segunda quincena de febrero.

En cuanto al número de casos que podrían alcanzarse para entonces, las autoridades esperan ver la respuesta de la población en cuanto a las medidas de autocuidado y si se mantiene el crecimiento semanal en 2,2 por dos semanas continuas, para hablar de cifras.

El gerente de Epidemiología del Sedes, Carlos Alberto Hurtado, anticipó que si la curva continúa en franco ascenso, se bordearían los 500 casos por día, considerando que la semana pasada a lo largo de los siete días se registraron 877 casos, y que cuando se estuvo en una meseta sostenida, los casos semanales oscilaban entre los 200 y 220.

A esto se suma que la positividad en las pruebas de PRC pasó del 8% al 30%, actualmente.

MÁS LEVES

Algo que tranquiliza en cierta medida al Sedes es que, a diferencia del primer golpe de la pandemia, esta vez no se están reportando muchos casos graves ni muchos decesos. Al parecer, existe un cambio en el comportamiento de la pandemia, que ahora se está presentando con mayor transmisibilidad y menor patogenicidad. Además, la gente ya sabe qué hacer si se contagia y ya no espera para buscar atención médica, y el sistema de salud se encuentra más preparado.

Las autoridades sanitarias insisten en que ‘la pelota’ está en manos de la población, que debe cumplir con las recomendaciones emitidas desde las instancias de salud y desde el COED, para lograr ralentizar el avance del virus. Insisten en que se deben evitar las aglomeraciones, más aún cuando se acercan las fiestas de fin de año y aumenta el movimiento de personas.






EN LA CIUDAD

La Alcaldía elaboró un segundo estudio sobre el comportamiento del Covid-19 en la capital, a fin de aplicar medidas para frenar el avance de la enfermedad y llegar con atención oportuna.

Según esta investigación, denominada Estudio de control del Covid-19, de 778 pruebas de Covid-19 tomadas aleatoriamente, 93 dieron positivo a los anticuerpos IGM, lo que significa que 11,95% de las personas que participaron del estudio ya habían enfermado de coronavirus.

La investigación también reveló que 79,3% de los que fueron sometidos a las pruebas fueron asintomáticos o solo tuvieron un síntoma de la enfermedad, lo que muestra que los afectados, en su mayoría, son asintomáticos.

El estudio, además, identificó al Plan 3.000 como la zona más afectada por el coronavirus, con 23,17% de afectados por la enfermedad. Le siguen la Pampa de la Isla, con 13,41%; el Distrito 1, con 12,20%; el Distrito 12 (Los Lotes), con 9,76% y el Distrito 10, con 8,54%.


Comentarios