Escucha esta nota aquí

Agentes de diferentes unidades operativas de la Policía de Santa Cruz fueron movilizados dentro del plan Bolivia Segura, luego que se identificaran las huellas de una mujer que raptó a una bebé en La Paz y que dejó a la madre de la menor sumergida en la angustia y la incertidumbre.

El punto de concentración más amplio de los efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y del Comando fue en la terminal Bimodal. También se desplazaron hacia los retenes de las carreteras interdepartamentales.

El director de la Felcc, el coronel Rubén Barrientos, informó que se incrementó el control en la terminal Bimodal con el fin de capturar a la mujer que se robó a la niña en la ciudad de La Paz. Sin embargo, aclaró que este tipo de actividad, no en igual magnitud, es diaria en procura de velar por el cumplimiento de las medidas de bioseguridad en los buses que cubren distintas rutas.

El movimiento de la institución verde olivo ha sido importante, alrededor de 200 policías se encuentran en la terminal de buses de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, mientras otros contingentes se encuentran desplazados en los retenes de la vía a Cotoca, de la doble vía a La Guardia y en la zona norte del departamento. “Estos controles seguirán de manera continua en pro de la seguridad ciudadana”, agregó el coronel Barrientos.