Escucha esta nota aquí

El informe epidemiológico emitido por el Servicio Departamental de Salud (Sedes) registra 274 casos positivos nuevos y 58 recuperados el día de hoy. Con estas cifras, Santa Cruz mantiene 2.609 pacientes activos, 31 de ellos en terapia intensiva, más del doble de casos que hace dos semanas.

Marcelo Ríos, director del Sedes, muestra su preocupación porque, además del número de casos totales, también se ha triplicado el índice de positividad. “Hace 4 semanas, de cada diez personas que se tomaban la prueba una salía positivo, mientras que esta, de cada 10 personas que se toman la muestra tres dan positivo, lo que quiere decir que la positividad ha aumentado al 30%”.

Las 1.500 pruebas realizadas el viernes, entre pruebas rápidas y PCR, demuestran que hay una mayor preocupación en la población y acude a los laboratorios ante los síntomas de posible contagio. De los 274 casos confirmados, el 95% se concentra en la ciudad de Santa Cruz (259); Cotoca (3), Montero (3), Porongo (3), El Torno (2), Puerto Quijarro (2), Cuatro Cañadas (1) y El Carmen (1), completan la lista.

Ríos indicó que en lo que va de diciembre se han computado 2.467 casos, mientras que en noviembre solo se registraron 929 contagios. De acuerdo a la proyección que se mantiene, este mes se triplicarán las cifras con relación al anterior, dejando en evidencia la situación complicada que se está viviendo y el retroceso que se está dando en Santa Cruz.

Para convencer a la población de la gravedad que implican estos contagios, el Sedes señaló que "el 10% de los casos del mes de diciembre son menores de 18 años", un grupo de edad que se supone debiera estar en casa ya que no tiene actividades escolares. Pero también es un grupo que comparte actividades sociales y lúdicas, que, lastimosamente, aumentan las posibilidades de contagio.

Además, el análisis realizado por el Sedes, destaca que "el 11% de los casos corresponde a mayores de 60 años, quienes requieren más cuidado". Ríos matiza que este grupo de población que corresponde a los adultos mayores, representa el 60% de fallecimientos.

Finalmente, y ante la proximidad de las fiestas, Ríos encomienda a la población "el cuidado y el distanciamiento. Es mejor quedarse apuntado por exagerado que arriesgarse y lamentarlo", acota. Además, recuerda que la decisión de marcar el distanciamiento corresponde al ámbito personal.

Comentarios