Escucha esta nota aquí

De tener un promedio diario de 500 a 600 casos, e incluso llegar en dos jornadas a más de un millar, estas dos últimas semanas y por la falta de insumos en los laboratorios, han mermado las cifras de nuevos contagios de coronavirus. Hoy, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) reportó 466 nuevos casos de Covid-19 en el departamento.

El director del Sedes, Marcelo Ríos, informó también que la cifra de fallecidos, que ayer llegaron en total a los 1.000, hoy fue de 29.

Hasta la fecha, los casos acumulados son de 33.550 y 1.029 decesos. Los recuperados son 17.102.

Distribución municipal

De los 466 nuevos casos registrados hoy, 251 se reportaron en Santa Cruz de la Sierra; 44 en Cotoca; 41 en El Torno; 25 en Warnes; Concepción con 24; Montero reportó 15; 13 en La Guardia; siete en Pailón; San Ramón con seis; cinco en Buena Vista y cinco en Porongo; cuatro en Cabezas y cuatro San Carlos; Mairana, Okinawa y San Javier con tres casos cada uno; Colpa Bélgica, El Puente, Fernández Alonso y San Miguel dos casos cada uno; Camiri, Charagua, Quirusilla, Saipina y San Pedro con un caso cada municipio.

De los nuevos positivos, 238 corresponden a varones y 228 a mujeres. Cincuenta de los 466 son personas mayores de 60 años y 13 son menores de 15 años.

Del registro de fallecidos, 17 son varones y 12 mujeres. Veinte son mayores de 60 años.

El registro de pacientes internados en terapia intensiva es de 101.

Ríos informó que existen más de 400 camas disponibles para la atención de pacientes con síntomas leves o asintomáticos en los distintos centros de aislamiento del departamento.

"Los centros de salud de todo el departamento tienen la capacidad para poder hacer el primer diagnóstico clínico que es lo que necesitamos. Esto es suficiente para ser trasladado a una de las unidades de recuperación", dijo.

Explicó que el periodo de contagio es de 10 a 12 días y luego la transmisibilidad baja.

"Es mejor pasar 10 o 12 días en un centro de recuperación con buena cama, comida, ropa de cama, wifi gratuito y sobre todo, la protección de la atención médica para que si ocurriera alguna situación de gravedad inmediatamente ser llevado a un hospital con el que ya está coordinada la referencia", explicó el director del Sedes.