Escucha esta nota aquí

El nuevo alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, aprovechó su primer discurso oficial para pedir la unión de todas las autoridades de gobierno en favor de un futuro para Santa Cruz. Trazó las prioridades para su gestión: salud, educación y empleo marcarán sus primeras acciones municipales. Fernández ofreció abrir escuelas y coliseos para vacunar masivamente y "dejar de ver las filas y filas en el Cambódromo".

Prometió la entrega del bono de Bs 350 a estudiantes, una de sus principales ofertas electorales, y administración en línea. Con la colaboración de empresarios y productores, también espera reactivar la economíca con la generación de empleos directos para la población.

Por tercera vez, Fernández asume la Alcaldía. "Es un momento muy emotivo" destacó al recordar el legado de su padre. En su juventud, agregó, seguía sus pasos y aprendió a querer a esta ciudad.

La nueva autoridad comprometió sus gestiones ante el gobierno central para que se impulse la vacunación masiva. La lucha contra el Covid-19 implica además las pruebas de testeo masivo que "se llevarán a otros lugares para que sean más accesibles" y la dotación de medicamentos para los enfermos.

En materia educativa resaltó la urgencia para que se haga efectivo el bono de Bs 350 a los estudiantes, así como la necesaria tecnologización de la educación con garantías.

Fernández convocó a “volcar la página y mirar hacia adelante para construir el futuro de Santa Cruz”. Pidió la unidad de las autoridades nacionales y departamentales para “que nos demos la mano, que respetemos las leyes y la Constitución, para que respetemos los derechos humanos”.

El presidente del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, Edil Robles Lijerón, fue el encargado para tomar el juramento y posesionar al nuevo alcalde. Instantes antes, hizo lo propio con los concejales titulares y suplentes.

El Gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y el vicegobernador, Mario Aguilera, acompañaron al nuevo alcalde durante su posesión.

Numerosas asociaciones de gremialistas acompañaron la posesión del nuevo alcalde a las afueras del Palacio de Justicia. Cual si fuera una de tantas marchas que acostumbran, los comerciantes se trasladaron a hasta la plaza 24 de septiembre para aguardar al burgomaestre en su llegada a la Alcaldía.

También se destacó la presencia de numeroso simpatizantes de UCS que se instalaron en las cercanías del edificio municipal para esperar el discurso de Fernández. Al ritmo de la banda y con los distintivos del partido, muestran su alegría en los instantes previos al arribo de la autoridad.


Comentarios