Escucha esta nota aquí

 Por: Jessica Vega M.



Dos mujeres convencieron a una maestra jubilada de comprar sus medicinas en una farmacia distinta a la que pretendía ingresar argumentando de que conseguiría cubrir su receta a menor precio, sin embargo, terminaron robándole los Bs 4.730 de su renta que recién había cobrado.

 

Paulina Martínez (68) cobró este miércoles por la mañana su renta de jubilación en el Banco Unión en la zona del mercado del kilómetro 6 de la doble vía a la Guardia, cuando una de las dos mujeres le buscó charla. “Me habló la mujer y me dice que me vio salir del banco donde también estaba supuestamente su abuelita. Me dijo que si iba a comprar mis remedios que vaya a otra donde era más barato”, cuenta la profesora jubilada.

 

El recorrido de la profesora y las dos delincuentes fue captado por las imágenes de seguridad del mercado, donde se logra observar que una de las dos la toma del brazo.

 

“Cobré mi bono porque tenía que pagar la luz, el agua y el teléfono. Ahora me quedé hasta sin víveres para todo el mes. Soy viuda y no tengo quién me de dinero”, lamentó la afectada.

 

Una de las ladronas que logró hacerle ‘cuento del tío’, era alta y llevaba el pelo agarrado, la otra de contextura rellena y ambas cargaban carteras. Ellas, luego de perpetrar el robo, se dieron a la fuga en un vehículo plomo tipo taxi en donde las esperaba su cómplice, un hombre.

 

La Policía tomó conocimiento del hecho y recibió la denuncia de la señora jubilada, además colectaron las imágenes de las cámaras para identificar a las delincuentes y dar con su paradero.

 

Los comerciantes de la zona, al conocer la amarga queja de la abuelita, alertaron a la Policía que estas tres personas vienen cometiendo hace semanas una serie de robos de la misma forma, incluso ingresan a las tiendas donde una de ellas distrae a las vendedoras y roban dinero y celulares.

 

“Me robaron Bs 800 y un celular último modelo, son los mismos que entran y se roban las cosas. Pedimos que la Policía los atrape porque da rabia que estén robando lo que a uno le cuesta tener”, dijo otra de las comerciantes y detalló que otro modo de operar de estos antisociales es pagar con monedas y mientras se distraen contando el dinero, aprovechan para robar.    

  


Comentarios