Escucha esta nota aquí

"En este momento estamos en un proceso de descarte de incendios, en los últimos monitoreos no hay incendios activos", informó Enrique Bruno, director del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) la mañana de este lunes a EL DEBER.

Ahora se está haciendo el rastrillaje necesario para ver si se procede a la liquidación en los municipios de San Ignacio de Velasco, Concepción, San Rafael y San Matías donde se detectan siete puntos de calor, pero no necesariamente son incendios, reportó Bruno.

Aclaró que, por norma, se debe esperar un tiempo para declarar de manera oficial que el departamento está libre de incendios pues todavía puede haber alguna reactivación de focos de quema. Hasta la fecha son más de 3 millones de hectáreas las que fueron afectadas.

Las lluvias que sucedieron el fin de semana en el departamento fueron una ayuda fundamental para el trabajo que venían realizando las brigadas militares y de bomberos profesionales y voluntarios que continúan desplazados en la Chiquitania.

"Ya con el aumento de humedad el departamento se encuentra en una etapa de control. Hemos sobrepasado las 10.000 familias afectadas en toda la Chiquitania", informó.