Escucha esta nota aquí

Kaijin W. de 32 años de edad, Aiying Y. de 42 años, Ye L. de 30 años y Jinlong L. de 52 años, de nacionalidad China, investigados por el delito de trata y tráfico de personas con fines de explotación laboral, fueron enviados a la cárcel de Palmasola.

Ellos tenían trabajando a personas de diferentes nacionalidades en un inmueble en Santa Cruz, donde se encontraban privados de libertad y no contaban con las condiciones para vivir, por lo que el Juzgado Segundo de Instrucción Cautelar de la Capital tomó esa determinación.

“Como Ministerio Público se presentaron todos los elementos colectados hasta la fecha, entre ellos el informe de la intervención policial, declaraciones de las víctimas, muestrario fotográfico de las condiciones en las que trabajaban, por ello el juez determinó la detención preventiva para los cuatro cuídanos chinos”, informó la representante de la Fiscalía Especializada de Delitos contra la Trata y Tráfico de personas, Angélica Vallejos Arnez.

Según los antecedentes, el 28 de octubre del 2020 una de las víctimas Marco S.G. presentó la denuncia en dependencias policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), e indicó que los ciudadanos chinos no le pagaron por su trabajo y que logró escapar porque se encontraba privado de libertad junto a otras personas.

Ante la denuncia, la Policía y la Fiscalía intervinieron el domicilio ubicado la zona del kilómetro 10 de la Av. Cristo Redentor barrio Valle Sánchez, en el lugar se encontraron a 48 personas, entre ellas nueve menores de edad, quienes trabajaban en condiciones inadecuadas.

Según la investigación, los ciudadanos chinos contrataban, de manera ilegal, a las personas de diferentes nacionalidades y les pedían que trabajen durante todo el día en una fábrica irregular de zapatos con la promesa de que se les pagaría por su trabajo una vez concluido el contrato.