Escucha esta nota aquí

El tercer detenido identificado como uno de los que disparó para matar en la discoteca El Casino de Yapacaní fue enviado a la cárcel de Palmasola por orden de la jueza cautelar María Luisa Saavedra.

Se trata de Vladimir Saavedra, que fue imputado por la Fiscalía a través del fiscal Wálter Cisneros, por delito de asesinato. Según los fundamentos de la Fiscalía, producto de las investigaciones realizadas por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Saavedra fue detenido por la zona de Yapacaní. Lo reconocieron las víctimas, que resultaron heridas dentro del local, como uno de los pistoleros durante la noche del viernes pasado.

En audiencia, el fiscal fundamentó que, además de los testimonios de los sobrevivientes, hay evidencias en su contra pues se lo puede observar en las imágenes captadas por las cámaras de seguridad. 

Durante la balacera murieron de forma instantánea Ramiro Aramayo Aramayo y Snaider García Oropeza. Además, resultaron heridas cinco personas que compartían en ese momento en el karaoke.

Ya fueron enviados a la cárcel de Montero, por orden de la misma jueza María Luisa Saavedra, los detenidos Wilfredo Almaquiu Paticu y Cristian Torrico Zárate, el primero reconocido también como uno de los pistoleros y el otro, cómplice, que estaba en el karaoke pero que, a través de llamadas telefónicas, facilitó información a los sicarios para que ingresaran al local y abrieran fuego.

El comandante de la Policía de Santa Cruz, José Enrique Terán, informó que el hecho violento tiene su origen en un típico ajuste de cuentas por las mafias del narcotráfico. Aseguró que faltan otras personas importantes por capturar, que después de la balacera escaparon para refugiarse en la zona de Chapare.

La Policía ha establecido que el crimen también está relacionado a volteos de droga realizados entre traficantes, hecho que es motivo de una profunda investigación.