Escucha esta nota aquí

La juez de instrucción penal primero de Yapacaní, María Luisa Saavedra, determinó enviar con detención preventiva a la cárcel de Palmasola a los dos súbditos colombianos que fueron aprehendidos ayer por la Policía, cuando se transportaban en una vagoneta con dos armas de grueso calibre

Los extranjeros fueron identificados como Javier Humberto Quillem y William Fernando Arias, este último tenía entre sus pertenencias una cédula de identificación de “militar en retiro” con el grado de suboficial.

El fiscal Daniel Bejarano informó que, durante la entrevista, los colombianos manifestaron que vinieron a nuestro país en busca de trabajo y en el momento en que fueron arrestados se transportaban hasta la zona del Chapare, en Cochabamba.

“Sobre la finalidad que le iban a dar a las armas no dijeron nada, pero ya iniciamos las investigaciones para esclarecer este hecho”, detalló Bejarano. Las armas son de uso militar tipo R-15 y estaban envueltas en bolsas de yute.

 Hay dos prófugos

Los efectivos policiales interceptaron una vagoneta blanca que circulaba sobre la carretera del municipio de San Carlos, con dirección al trópico cochabambino. Los cuatro ocupantes se bajaron y se internaron entre la espesura colindante para darse a la fuga, pero los colombianos Quilllem y Arias fueron atrapados.

En el interior del vehículo fueron halladas las armas de grueso calibre. La Policía identificó a los dos prófugos como Raúl Rudy Portillo y Leonardo Castillo Baja, ambos de nacionalidad boliviana, por lo que han iniciado operativos de búsqueda en el norte integrado y allanamiento de viviendas en la capital cruceña.

Comentarios