Escucha esta nota aquí

Dos detenidos vinculados a la balacera que dejó como saldo dos muertos y cuatro heridos en la discoteca 'El Casino', del municipio de Yapacaní, fueron enviados a la cárcel de Palmasola por decisión de un juez cautelar. 

Se trata de Wilfredo Almiuki Paticu y Cristian Tórrez, quienes fueron detenidos después de que el sábado por la madrugada fueran abatidos a balazos en el karaoke 'El Casino' los ciudadanos Ramiro Aramayo Aramayo y Snaider García Oropeza.

El fiscal Wálter Cisneros imputó a los detenidos por complicidad en asesinato. La audiencia se desarrolló hasta casi las 23:00 de ayer (domingo) en las instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz.

El fiscal Cisneros manifestó que, según las investigaciones, al menos uno de ellos fue plenamente reconocido por testigos además de aparecer en imágenes captadas por cámaras de seguridad.

Dentro de las investigaciones realizadas por la Felcc, se identificó a los dos detenidos como soplones, pues facilitaron información a los sicarios sobre el paradero de las personas que eran buscadas por los pistoleros para ejecutarlos a balazos en un típico ajuste de cuentas.

El coronel Franklin Villazón, jefe de la Policía de la provincia Ichilo, manifestó que se trata de un hecho violento, pero que el principal móvil del ataque fue ajuste de cuentas por asuntos ligados al narcotráfico.

Manifestó que no hay dudas de que la gente armada que llegó a Yapacaní durante los bloqueos tengan que ver con este hecho de violencia.

Para la Felcc, el doble asesinato en el karaoke tiene nexos con un volteo de droga e incluso con el secuestro, hace casi un mes, de un motociclista cuyo paradero se desconoce. 

 Solo se sabe que otro mecánico de un taller de motos, que también fue secuestrado, ya apareció, pero al parecer los captores lograron información para ubicar a sus blancos y liquidarlos este sábado en el karaoke de Yapacaní.

La Felcc informó que uno de los asesinados en el karaoke, Ramiro Aramayo Aramayo, tenía antecedentes penales relacionados a un asalto que perpetró junto a sus cómplices en julio del año pasado. El  hecho ocurrió en una propiedad privada de San Carlos.

El director de la Felcc, coronel Rubén Barrientos informó que, si bien dos de los detenidos fueron enviados a la cárcel de Palmasola, todavía falta mucho por investigar al considerar que detrás del doble asesinato hay 'poderosos' vinculados a mafias del narcotráfico.