Escucha esta nota aquí

El ministro de Salud, Édgar Pozo, informó que el Gobierno prevé que para mayo o junio de 2021 se registre un rebrote de coronavirus en el país.

“Probablemente no sea en los primeros tres meses del próximo año, del 2021, probablemente a partir de mayo o junio por ahí”, indicó Pozo.

Explicó que todavía se realizan definiciones de orden técnico y que se analiza la situación de varios países de Sudamérica y de Europa, respecto a un eventual rebrote de la enfermedad.

Sin embargo, varios actores del sector salud, consultados por EL DEBER, consideran que el comportamiento de la pandemia apunta más a un rebrote en diciembre o en enero del siguiente año.

“Habíamos bajado los casos a menos de una centena, como 40 o 50, y ahora hemos vuelto a subir a más de 100, hemos llegado a 180, casi 200. Eso se llama rebrote, está rebrotando el virus, pero no es una segunda ola, que es masiva, basta mirar Europa, en Rusia 25.000 casos en un día, y con 1.400 muertos, eso es la segunda ola masiva, y está ocurriendo en casi toda Europa”, aclaró el epidemiólogo Virgilio Prieto.

Cree que el incremento en el promedio diario nacional es porque hay aglomeraciones de personas en todos lados, que elevan la posibilidad de transmisión.

Ya estamos con incrementos de casos y es por todo lo ocurrido en la etapa preeleccionaria y, después, debido a las reacciones por la misma elección. Y además viene Año Nuevo, y tomando en cuenta que el periodo de incubación es de 14 a 21 días, podríamos estar hablando de rebrote entre enero o febrero, tal vez no en diciembre”, indicó.

Sergio Echazú, secretario general de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de la Salud (Fesirmes-Santa Cruz), coincide en que si hubiera el rebrote, sería en diciembre o enero.

Dijo que el mejor parámetro para tener un panorama, más allá de las pruebas PCR, son los centros de salud de primer y segundo nivel. “La gente lo primero que hace es ir a un primer nivel, entonces el primer indicador para saber sobre un aumento de sospechosos son las consultas, y ese indicador llevará a un 50% de margen, el otro 25% lo dan los hospitales de segundo nivel, y el otro 25%, los de tercero, porque al tercer nivel llega el que ya está mal”, explicó.

Consultada sobre este punto, la secretaria municipal de Salud, Marisabel Vaca, reconoció que hay incremento, pero aún leve, en las consultas por Covid-19 en los centros de primero y segundo nivel, bajo tuición de la Alcaldía.

“Es un incremento muy pequeño, sin embargo somos muy conscientes y creemos que no seremos la excepción del mundo, con lo que está ocurriendo con los otros países. Ya estamos preparándonos con equipos de protección personal, haciendo la adquisición”, indicó.

Vaca fue cauta sobre la posibilidad de un rebrote, dijo que la normativa establece que para que se calcule, tiene que ser sobre los casos positivos confirmados a través de PCR. “Las pruebas rápidas no son para diagnóstico de confirmación de Covid-19, son más para seroprevalencia”, aclaró.

Para dar una proyección de fecha de rebrote, Vaca dijo que antes habría que hacer un análisis, y que el equipo de Epidemiologia de la Secretaría Municipal de Salud está elaborando el análisis, que permitirá emitir un informe.

Mario Huanca, del Sirmes del Hospital Francés, de segundo nivel, informó que en el centro de salud donde trabaja se ha notado un incremento leve de los casos en el último tiempo. “Antes teníamos un paciente por día, y ahora atendemos entre tres y cuatro”, sostuvo.

Ya desde el Sedes Santa Cruz se había observado recientemente un incremento en las pruebas PCR que se procesan a diario, de 50 a 600, además de alertar sobre indicadores que, si bien no son oficiales, pueden mostrar la inminencia de un rebrote. Se trata del índice de ocupación de camas en los centros de salud por sintomatología Covid-19, además del aumento de los requerimientos locales de plasma hiperinmune al Banco Regional de Sangre.

Por otra parte, en La Paz, el Sedes apuntó más bien a una desescalada de casos en ese departamento.

Frente al rebrote

Herman Jiménez, ejecutivo de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmes) de Santa Cruz, dijo que no puede hablarse de rebrote en mayo y junio si los casos ya están multiplicándose desde ahora, y proyectó que a fin de año ya habrá una crecida.

Jiménez lamentó que, a pesar de la probabilidad de rebrote y segunda ola, estén concluyendo esta semana los contratos del personal de salud para Covid-19.

“Los servicios para coronavirus quedarán sin atención y tendrán que cerrarse, este 20 de noviembre acaban contratos, en la Pampa, El Remanso y Montero ya acabaron otros”, informó.

Marisabel Vaca dijo que la Alcaldía ha mantenido el recurso humano contratado para el pico de la pandemia.