Escucha esta nota aquí

El acto protocolar de elección y posesión de la nueva directiva de la Brigada Parlamentaria Cruceña se vio empañado por las agresiones que se dieron entre grupos presentes en el lugar y, en este caso, fueron autoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS) y sus colaboradores los que se vieron afectados, por lo que esperan el informe médico de los agredidos y dejarán el asunto en manos de la Justicia.

Así lo anunció la diputada Estafanía Morales, quien lamentó el hecho que se dio en horas de la mañana. "Nos sentimos sorprendidos por la situación, se llevó adelante la sesión de la Brigada Parlamentaria y hubo estos actos violentos desde la mañana por grupos de personas. Se desconoce si son de algún partido político como Comunidad Ciudadana o Creemos", señaló la legisladora a EL DEBER.

Los pocos policías no abastecieron en principio para frenar la trifulca y fue necesaria la presencia de oficiales de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) para ayudar a calmar los ánimos y formar un cordón de seguridad para los masistas.

Morales negó las intenciones de su organización de tomar la presidencia de la Brigada, puesto que la norma establece que debe haber alternancia y la presidencia queda en manos de la mayoría, mientras que la vicepresidencia debe ser asumida por la minoría; en este caso la alianza Creemos y el MAS, respectivamente.

"Respetamos el reglamento y no comprendemos el motivo por el que llamaron a personas para agredirnos y golpearon a compañeras de pollera. Hubo discriminación. Nosotros no pedimos a simpatizantes del MAS que vengan, sino que fuimos parlamentarios para ser partícipes de la actividad en  la Brigada", manifestó la diputada.

Entre los afectados hay cuatro mujeres y dos varones, entre ellas autoridades y dirigentes como María Muñoz (Bartolina Sisa), Amalia Antonio (diputada) o Deisy Choque (sector campesino). De ellos se espera el informe médico correspondiente para remitirlo al Ministerio Público.

Morales reiteró que en la Asamblea existe rechazo hacia estos hechos violentos porque se busca  una cultura de paz y de respeto a las leyes, por lo que espera que estas situaciones no vuelvan a suceder entre cruceños, sin importar su color político.

El diputado masista Rolando Cuéllar dijo que se sentó una denuncia ante la Justicia para que se investigue el caso, mientras la bancada opositora también censuró estos hechos de violencia.