Escucha esta nota aquí

Afectado por un Accidente Cerebro Vascular (ACV), el diputado y rescatista de la Fundación de Búsqueda y Rescate ( Funsar ), Runy Callaú, se enfrenta su más grande misión:  responder favorablemente al tratamiento que está recibiendo en el hospital San Juan de Dios, donde permanece sedado y en observación, a la espera de nuevos exámenes que exhibirán la evolución de la hemorragia interna en la cabeza, que presentó en días pasados

En un contacto con EL DEBER, la esposa del diputado, Mary Luz Farfán, sostuvo que Callaú debe estar sedado y en observación durante 72 horas, después del incidente. Ese es el periodo crítico. Después de esto, el viernes, 14 de mayo, coincidentemente el día del cumpleaños del rescatista, se le repetirá una tomografía.

"El doctor dice que hay que tener paciencia porque es un proceso lento, lo bueno es que no ha tenido fiebre y aunque está dormido responde a los estímulos. Se necesita que no se mueva y sobre todo que su cerebro descanse, para evitar otra hemorragia", precisó su compañera de vida.

Según el reporte, por el momento no ha sido necesario someterlo a una operación porque la hemorragia no avanzó; sin embargo, después de la nueva tomografía los especialistas que lo atienden harán una proyección sobre cómo proceder.

En redes sociales suman los pedidos de oración y muestras de afecto hacia el diputado, entre ellas la del gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, quien le expresó su apoyo a través de una publicación de Facebook: "Hombre valiente y defensor incansable de nuestros bosques. ¡Fuerza Runny! Está batalla la ganás de la mano de Dios", reza el post.

¿Quién es Runy Callaú?

Un cruceñazo. Un hombre conocido por poner el hombro en situaciones de emergencia. Nació en Santa Cruz, en 1968, hijo de Elvio ‘Chuny’ Callaú y Ernestina Monasterio (+). Es egresado de las carreras de Medicina y Veterinaria, aunque es reconocido a nivel nacional por su labor de rescatista, que realiza desde sus 17 años.

En su historial cuentan más 10.000 vidas salvadas, 4.100 misiones al servicio humanitario y cientos de cuerpos recuperados, trabajo que lo ha hecho merecedor de más de una veintena de reconocimientos, entre ellos, el Patujú de Bronce, otorgado por EL DEBER. 

Comentarios