Escucha esta nota aquí

Familiares del malogrado Yonny Pizarro Miranda (38) se presentaron este martes en la morgue judicial del hospital de la Pampa de la Isla para retirar el cuerpo de su ser querido con el fin de llevarlo a San Julián, el pueblo donde vivía y dónde una muchedumbre le quitó la vida al acusarlo del asesinato del adolescente Wilfredo Alejandro Gómez (17).

La familia del fallecido está amenazada de muerte por un grupo de vecinos que incluso destrozaron todo en la casa de la víctima, ubicada en el barrio Los Tajibos. "Voy a llevar su cuerpo a San Julián aunque me linchen porque allá vivía, porque allá están enterrados sus padres y porque algunos amigos me pidieron que lo llevara para darle el último adiós y cristiana sepultura. Han matado a un inocente, mi marido era agricultor y compraba y vendía motos, pero todo de forma legal. Voy a luchar hasta lo último para demostrar su inocencia", manifestó Ignacia García Quispe, en medio de un amargo llanto. 

Según la mujer, Alex Alejo Bolívar (24) sindicó maliciosamente a Yonny Pizarro de ser el autor intelectual de la muerte de Wilfredo Alejandro Gómez y por ese comentario la justicia lo metió preso y la turba enardecida lo atacó a él más que a los otros tres detenidos sospechosos del crimen.  

Pizarro deja dos hijos jovencitas producto de su primer matrimonio. 

Entretanto, el comandante de la Policía, Rubén Suárez, confirmó que la fuerza del orden ha retirado a su personal de San Julián y lo estableció de forma temporal en Cuatro Cañadas, desde donde se trabajará para capturar a los principales autores del linchamiento. 

Los investigadores cuentan con abundante material gráfico y videos en los que se ve a los principales instigadores y a los que actuaron en el ajusticiamiento ilegal. "En Bolivia hay estado de derecho, no hay justicia por mano propia, así que buscaremos a los que participaron", manifestó el comandante.

Comentarios