Escucha esta nota aquí

“Está deprimido, tiene miedo de salir y contagiarse. Ahora se nota su inseguridad y nos preocupa que sus defensas bajen porque está triste”, dice Karina Guerrero sobre el estado de su padre, Juan Guerrero Peláez (69), luego de que le negaron su primera dosis anticovid.

El hombre de la tercera edad acudió el viernes 4 de mayo a la Universidad Católica de Bolivia (Ucebol), ubicada en el 6to anillo y avenida Cristo Redentor, a vacunarse, pero cuando estaba siendo registrado en el sistema del Ministerio de Salud y Deportes se enteró que otra persona, con su identidad, ya recibió su primera dosis.

Lo encargados del punto de vacunación le mostraron a Juan que el registro indicaba que había sido vacunado en el hospital Príncipe de Paz, del municipio de Puerto Quijarro, lo cual lo dejó desconcertado.

“Como en un principio, cuando nos dijeron que ya había recibido su primera vacuna, fuimos a otros puntos de inmunización, pero mi padre seguía bloqueado porque otra persona recibió su dosis que le correspondía y ni los encargados del PAI nos han dado solución”, dijo Karina, en contacto telefónico con EL DEBER.

Al conocer esta situación, los familiares del hombre de 69 años presentaron una denuncia en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Los Tusequis por el delito de suplantación de identidad y atentado contra la Salud. El Ministerio Público ya tiene conocimiento del caso y ha iniciado con las investigaciones para esclarecer el hecho.

“La enfermera encargada de vacunación del hospital de Puerto Quijarro nos dijo, por llamada telefónica, que mi padre ya recibió su dosis y que no podía hacer más nada, por eso voy a viajar hasta allá para que saber los detalles de todo esto”, sostuvo la hija del hombre de la tercera edad.

Juan no enfermó de coronavirus hasta la fecha, pero teme que su salud corra riesgo al no poder inmunizado. “Mi padre esta estresado por esta situación, teme que sino recibe la dosis puede morirse”, lamentó Karina.

Otro caso similar

En otro hecho, en la ciudad de El Alto, los medios paceños informaron que la profesora Rosa Chambi atravesó una situación similar cuando fue a vacunarse y se enteró que otra persona se había beneficiado con las dos dosis que protegen del covid, usando su identidad. La afectada ya presentó su denuncia ante la Fiscalía e hizo conocer del caso al Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz.

La profesora relató que se encontró con esta sorpresa el 31 de mayo cuando asistió al sindicato de maestros de El Alto para recibir la vacuna, pero en el lugar le informaron que alguien con su identidad ya había recibido las dos dosis.


Comentarios