Escucha esta nota aquí

El Vicariato Apostólico Ñuflo de Chávez informó de que su obispo vicario, monseñor Antonio Reimann, que dio positivo en las pruebas por coronavirus, por lo que fue trasladado el sábado desde el hospital César Banzer de Concepción hasta la ciudad de Santa Cruz, permanece con un estado de salud bueno, no ha necesitado oxígeno ni respirador, y le están haciendo las pruebas oportunas para mejorar su situación clínica.

Desde el hospital El Remanso, donde fue internado el sacerdote, de 76 años, redactó una carta, en la cual agradeció las oraciones y comentó brevemente el evangelio del V domingo de Cuaresma: “Hoy quiero agradecer a todos los que, como Marta y María, salen al encuentro del Señor y piden por mí y por tantos enfermos (sic). Pido al Señor crecer en esta confianza al Padre, para que Jesús pueda levantarme, romper las ataduras que me atan y salir de este encerramiento”.

El Vicariato indicó que la comunidad católica, además de cumplir con las medidas de bioseguridad, está en oración por monseñor Antonio, por toda la población y en especial por los que dieron positivo o son sospechosos de tener Covid-19.

Recomendó a todas las personas que tuvieron contacto con el monseñor en las dos últimas semanas, contactarse a la brevedad posible con las autoridades de salud del municipio de Concepción.

Comentarios