Escucha esta nota aquí

El departamento de Santa Cruz respira aire bueno tras varios meses de lucha sin tregua contra los incendios forestales. En las últimas horas, las brigadas que combatían el fuego en el municipio de Pailón lograron apagar las llamas que afectaban a dos zonas de esta región del norte cruceño, una en el Parque Kaa Iya y otra en un predio privado. Sin embargo, las cifras que maneja la Gobernación dejan un balance con contrastes.

348 incendios forestales

En este 2020 se registraron un total de 348 incendios forestales a escala departamental, a diferencia de 2019 que fueron 307, según el balance de las autoridades. Pese a no registrarse nuevos eventos, las brigadas y bomberos designados realizarán un barrido por las zonas afectadas.

Del mismo modo, se registraron más focos de quemas. Hasta la fecha se detectaron en Santa Cruz 57.686 focos, que contrastan con los 55.975 de 2019, lo que significa que la cifra de estos sucesos también fue mayor pese a la prohibiciones dictadas por el Gobierno central.

22 municipios afectados

Según el vocero de Comité de Crisis Permanente de la Gobernación, Luis Alberto Alpire, en este 2020 fueron 22 los municipios que atravesaron momentos complicados a causa de los incendios forestales.

4.000 personas combatieron el fuego

En el despliegue realizado por los tres niveles de Gobierno, fueron 4.000 personas las que lucharon contra el fuego en las zonas afectadas. Esto se dividen entre bomberos voluntarios, funcionarios públicos, policías, militares, instructores y vecinos. Todo ellos trabajaron bajo la tutela del Comité de Crisis, según Alpire, y sus acciones implicaron que haya una respuesta oportuna.

Casi 2.08 millones de hectáreas afectadas

Sin embargo, las labores no impidieron que el fuego consuma casi 2,08 millones de hectáreas en el departamento cruceño, afectando así al medioambiente, especialmente a los pulmones verdes de Santa Cruz. La superficie afectada es menor a la de 2019, año en que  se quemaron 4,2 millones de hectáreas.

Se mantendrá el Comité de Crisis

Los incendios también fueron mitigados gracias a la aparición de lluvias en los últimos días, lo que significa que la sequía también dará una tregua. Alpire recordó que estamos en el inicio de la temporada de lluvias, periodo en el que Santa Cruz sufre por las inundaciones, por lo que el Comité de Crisis permanece en estado de alerta.

"Durante la época de lluvias vamos a seguir trabajando para dar respuesta a esta eventualidad climática que implica inundación no solo de poblaciones y municipios, sino también de cultivos", enfatizó Alpire.

En este sentido, el Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi) ejecutó 1.400 kilómetros de defensivos que abarcan a 33 municipios del departamento y que apuntan a proteger 2,8 millones de hectáreas de cultivos. 

Si bien hay avance, Alpire recomendó a los agricultores que su actividad productiva esté a una distancia mínima de un kilómetro de los ríos.

Comentarios