Escucha esta nota aquí

Hoy arranca la vacunación con los productos de Sinopharm que ayer llegaron al país. Con estas 500.000 dosis se vacunará a todo el personal de salud que trabaja en los centros hospitalarios y con el sobrante comenzará la inmunización a una parte del grupo de riesgo, priorizando a las personas con cáncer y los enfermos renales.

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, informó que la vacunación masiva contra el Covid-19 comenzará este jueves en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra con las dosis de Sinopharm.

Esta vacuna, después de la Sputnik V, es la segunda introducida al país. Es producida en China. Se aplica en dos dosis y su eficacia bordea el 80%.

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) cruceño confirmó que la vacunación comenzará hoy de forma simultánea en cuatro hospitales de tercer nivel: San Juan de Dios (1.000), Japonés (1.250), maternidad Percy Boland (750) y el Hospital de Niños Mario Ortiz (600).

Las autoridades señalaron que el acto oficial será en el hospital San Juan de Dios.

El primer lote de vacunas rusas que llegó al país se aplicó un día por hospital, para el monitoreo del personal, pero ahora se planificó con una mayor celeridad.

El gerente de Epidemiología del Sedes de Santa Cruz, Carlos Hurtado, confirmó que las dosis que llegaron este miércoles servirán para todo el personal de salud, incluyendo a profesionales independientes.

Remarcó que el personal de salud en centros y hospitales serán inmunizados de forma simultánea donde trabajan mientras que los independientes, que tienen consultorios privados, deberán asistir al hospital Udabol o la Feria Exposición, aunque esto aún está en análisis.

Agregó que ayer se les entregó  menos dosis de las comprometidas (esperaban al menos 105.402 vacunas para cubrir a todo el personal de salud), por ello aguardan que en los próximos días se cumpla la entrega de más de 40.000 dosis para completar la inmunización al sector salud e iniciar con los grupos de riesgo.

Hurtado dijo que en esta fase aproximadamente se vacunará a 2.500 personas por día, pero este ritmo depende que se consolide correctamente el registro nominal de todos los hospitales y que el personal esté listo para la vacunación, pues con el anterior lote se tuvo dificultades en este sentido.

Agregó que, si el Gobierno nacional cumple con la entrega de las dosis de los próximos días, un poco más de 20.000 ciudadanos que están en primera línea serán beneficiadas: policías, prensa y otras personas en línea de riesgo.

“Para los grupos de riesgo vamos a tener que hacer a demanda, hasta donde nos alcance. Si una persona es obesa, hipertensa y con problemas pulmonares y demanda una vacuna, va a ser mejor que nuestro servicio le oferte, que tengamos la oferta hasta donde alcance mientras exigimos más vacunas al gobierno”, sostuvo.

Las dosis entregadas ayer a Santa Cruz fueron 100.002. El viceministro de Relaciones Exteriores, Benjamín Blanco indicó que en los próximos días se enviará un segundo lote para completar las 147.212 dosis comprometidas.

Ayer en otro acto público se entregó las dosis a La Paz con un total de 132.633.

Desde el Gobierno nacional señalaron que la distribución se realizó en base a criterios poblacionales.

La viceministra de Salud, María René Castro, indicó que estas dosis son para cubrir todo lo que falta del sector salud, incluyendo subsector público, seguridad social y privado.

Agregó que en todos estos subsectores se tomará en cuenta desde el médico hasta el personal administrativo.

“Sé que el Sedes tiene una microplanificación. Esto depende de cada Gobierno departamental. Ellos dicen que empezarían lo antes posible. Uno o dos días en los distintos establecimientos de salud”, sostuvo.

Castro remarcó que luego de concluir con el personal se salud se seguirá con los grupos de riesgo y para ellos aún se afina la logística. Aunque descartó que se habilite una aplicación para un pre-registro en este grupo.

Si lanzo la aplicación para que los de este grupo se pre-registren, puedo generar desorden y expectativa, todos estarán esperando ser los segundos o terceros. Primero el personal de salud, y luego las personas con una o más enfermedades de base. Empezaremos con los grupos organizados; cáncer y enfermedad renal. Los que están dializando o necesitan un trasplante y están a la espera”, sostuvo.

Detalló que se trabajará con asociaciones de estos grupos y los enfermos serán convocados prioritariamente pues se tiene un registro porque realizan diálisis o quimioterapias en hospitales.

Coordinación y beneficiarios

El ministro de Salud aseguró que uno de los pilares de la lucha contra la pandemia es la coordinación estrecha con los gobiernos subnacionales. “Es una coordinación que no empezamos hoy, lo hicimos con mucha anterioridad, cuando convocamos a todos los alcaldes y gobernadores”, insistió.

Aunque ayer, durante el acto de entrega de las vacunas en Viru Viru, mostró  diferencias, cuando se prohibió el ingreso a representantes de la Alcaldía y Gobernación cruceña.

Auza confirmó que la tercera dotación de vacunas llegará en marzo, será un total de 1.700.000 dosis de Sputnik-V para comenzar la vacunación masiva, pero no hay fecha exacta de llegada, solo máxima, el 31 de marzo. Agregó que ese mes se espera también la dotación de las vacunas del mecanismo Covax.

Toda la población susceptible de ser vacunada, será vacunada. No estamos planteando un objetivo del 80%. Nosotros nos planteamos un objetivo y vamos a vacunar al 100% de la población vacunable”, insistió.

Por su parte, el presidente Luis Arce Catacora enfatizó que “el 100% del personal de salud, 169.667 médicos, enfermeras, odontólogos, bioquímicos, auxiliares, administrativos, residentes, estudiantes de internado de medicina y enfermería y médicos tradicionales tienen asegurados sus esquemas completos de vacunación, es decir sus dos dosis.

Arce también dijo que el personal de salud que recibirá la vacuna no solo corresponde al sector público, sino también al que trabaja en clínicas y centros de salud privados.

“A continuación, la recibirán 79.089 personas mayores de 60 años con cáncer y enfermedades renales”, manifestó el presidente.

La meta del Gobierno nacional, es poder vacunar al total de la población hasta agosto de este año, si es que las dosis se entregan según los compromisos asumidos.





Dificultades en compra

Tanto la Alcaldía como la Gobernación cruceña denunciaron dificultades en la compra de vacunas.

La alcaldesa Angélica Sosa señaló que el Gobierno central no les autoriza la compra de dosis de vacunas, pese a que ya están gestionadas directamente con las fábricas.

“Tenemos lotes (de vacunas) listos para enviarlos al país, pero no nos autorizan (el Gobierno central). No contestan las cartas, los teléfonos. Tengo lista la compra de vacunas con la embajada de Rusia, todo listo igual con la embajada de China. Entonces, ¿de qué hablan que podemos comprar si el centralismo sigue?”, cuestionó.

Similar reclamo hizo ayer el secretario de Salud de la Gobernación cruceña, Joaquín Monasterio, quien indicó que siguieron todos los procedimientos para la compra de vacunas pero están paralizados, porque en el decreto que establece la compra también se fija que solo se puede hacer por proveedores o empresas particulares registradas en la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed) y autorizadas para la importación, pero a la fecha no hay ninguna autorización emitida.

La Gobernación de Santa Cruz gestiona la compra de 100.000 dosis de AstraZeneca directo a la fábrica.

“Todos los procedimientos iniciados por la Gobernación cruceña y con La Paz y Tarija no podrán continuar hasta que no se libere esta normativa que está imposibilitando que esto (el trámite) se realice rápidamente. Actualmente no hay ningún proveedor autorizado para que le compremos”, insistió Monasterio a tiempo de asegurar que los recursos están garantizados.

En respuesta a estos reclamos que también tienen autoridades de otras regiones del país, el ministro Auza remarcó que están satisfechos con el interés de adquirir las vacunas por algunos municipios y gobernaciones, pues esto quiere decir que superaron otros problemas, como la falta de recursos e insumos.

Queremos aclarar de manera enfática que no existe prohibición del Estado para que gobiernos subnacionales o iniciativas privadas puedan adquirir la vacuna, pero sí existe la necesidad de que se cumplan algunos requisitos para que el Estado boliviano garantice que esa vacuna realmente es inocua, segura y efectiva”, sostuvo Auza.


Comentarios