Escucha esta nota aquí

En un acto público, que duró 40 minutos en el cambódromo, el presidente Evo Morales presentó ayer a 800 policías reasignados a tareas de seguridad ciudadana en Santa Cruz, considerado por el mandatario como el departamento con mayor índice de criminalidad del país.

En la presentación del contingente estuvieron también las cabezas de las FFAA y de la Policía nacional, los ministros Nemesia Achacollo, de Desarrollo Rural y Tierras; Hugo Siles, de Autonomías; y Hugo Moldiz, de Gobierno, además del candidato local a la Gobernación por el MAS, Rolando Borda.

De las oficinas a las calles
Según el comandante nacional de la fuerza del orden, Luis Cerruto, los 800 agentes forman parte de los 5.147 efectivos administrativos y de custodia reasignados en la reestructuración de la Policía para el patrullaje en las calles. A decir de Cerruto, 400 llegaron de La Paz y los restantes, que trabajaban en oficinas en Santa Cruz, han sido redistribuidos en las unidades policiales de la capital cruceña.

“La Policía se ha creado para dar seguridad al pueblo boliviano. No estamos tan mal en el tema de seguridad, pero el pedido permanente en los distintos departamentos sigue siendo la seguridad; el pueblo pide más policías en las calles para sentirse seguro y nuestra institución tiene un mandato sagrado, en este caso para el cuidado del pueblo cruceño. Dentro de ese marco hemos decidido optimizar los recursos humanos de la Policía y ampliar su participación en los nueve departamentos”, indicó el mandatario.

Según el reporte, 400 uniformados engrosarán las filas del distrito policial Nº 2 (en el Comando) y se encargarán de patrullar dentro del casco viejo hasta el cuarto anillo.
Otros 300 cumplirán servicios de patrullaje preventivo en los ocho distritos policiales desde fuera del cuarto anillo hasta los límites de la ciudad. Además, tienen la misión de formar aspirantes a policías civiles para el Gacip. Asimismo, 60 reforzarán la Policía Comunitaria, cuya función es la de capacitar a estudiantes, formar brigadas vecinales, prevenir el uso de droga y controlar las pandillas y la violencia intrafamiliar.

Cerruto dijo que su comando ha entregado 400 catreras con sus respectivos colchones, almohadas, sábanas y material de cocina para los uniformados nuevos, cuyos dormitorios y espacios de alimentación supuestamente están siendo reacondicionados en las distintas unidades policiales.

Vigilantes en los barrios
El candidato a gobernador Rubén Costas, del lado opositor al Gobierno central, indicó que la dotación de policías es una deuda histórica con Santa Cruz, pero cree que la inseguridad no se soluciona con más agentes, sino con un plan integral. Costas añadió que, si es reelecto, distribuirá 1.000 vigilantes departamentales en los barrios. Los vamos a dotar de todos los medios, y que no me vengan a decir (los del Gobierno) que es prohibido, porque hay vigilantes privados en los bancos y otros negocios”, manifestó el candidato del MSD