Escucha esta nota aquí

Representantes de los colegios de odontólogos, bioquímicos y veterinarios llegaron hasta inmediaciones de la plaza 24 de septiembre y el edificio central de la Alcaldía municipal haciendo bulla y exigiendo que la comuna solucione el tema del recojo de los desechos patológicos que estos profesionales (unos 10.000 aproximadamente) generan. 

Los desechos patológicos (jeringas, gasas, animales muertos, restos de productos químicos, etc.) son una amenaza para la salud pública y no debieran mezclarse con la basura ordinaria, pero el tema es quién se hace cargo del recojo de esta. El tratamiento a estos residuos está garantizado en el nuevo vertedero, pero el tema en conflicto es quién lo recoge. En palabras de Johnny Bowles, gerente de Emacruz, la Ley 755 de manejo de residuos, no señala a la Alcaldía como responsable del recojo, es más, ahí se estipula que los residuos peligrosos son responsabilidad de quien los genera y “estos profesionales pueden acudir a empresas privadas tercerizadas para ello”, señaló. 

Bowles cree que el tema es económico, pues esta empresa cobra alrededor de Bs 250 al mes, mientras que Emacruz cobra Bs 1 el kilo por el servicio que ya realiza a 400 instituciones (hospitales públicos de primer, segundo y tercer nivel), subrayando que ya no tiene capacidad logística para incluir a ningún consultorio más en su lista de recojo y que cada profesional debe gestionar su residuo patológico recurriendo a la empresa acreditada para el recojo por la Gobernación.

Los odontólogos, bioquímicos y veterinarios a su vez, aseguran haber recibido una respuesta del Viceministerio de Medioambiente en la que esta autoridad manda al municipio a hacerse cargo de este recojo y que cada responsable de generar este tipo de residuos se haga cargo del coste del recojo.

Comentarios