Escucha esta nota aquí

Javier Flores Copa, alias Tacubayo, un exmandamás de la cárcel de Palmasola e involucrado en la muerte de más de 30 reclusos, dirigía una banda de asaltantes de surtidores de Santa Cruz.

El caso fue conocido el martes en una rueda de prensa brindada por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, junto al comandante de la Policía, René Gómez, y al director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Rubén Barrientos.

Según Murillo, la banda fue desbaratada con la captura de seis sujetos, incluyendo Tacubayo, y su hermano, que era su mano derecha.

El informe del coronel Barrientos señala que la banda fue desbaratada luego de dos golpes que dieron a surtidores.

El primer asalto armado fue al surtidor Pantanal ubicado por la zona del Parque Industrial, donde el personal fue reducido y golpeado. Incluso un transeúnte que no era empleado del surtidor fue herido de un cachazo con un revólver en la cabeza.

Tras este hecho, la Felcc movilizó a sus agentes; sin embargo, poco después los delincuentes asaltaron con el mismo método el surtidor Bioceánico, situado en la carretera a Camiri. Allí también pusieron boca abajo a los empleados para robar dinero y luego escapar.




Los objetos secuestrados a la banda que lideraba Tacubayo. Foto: Guider Arancibia

Según las investigaciones, los delincuentes vestían  uniformes policiales. Las armas las camuflaban en cajas de cartón y eran llevadas por otras personas para burlar los controles.

Barrientos informó que Javier Flores tenía una cédula de identidad adulterada con su foto sobrepuesta.

Las pesquisas señalan que Tacubayo era el jefe de la banda y que delegaba funciones a cada uno de sus integrantes, que se movilizaban en motocicletas.




Una de las armas decomisadas a la banda. Foto: Guider Arancibia

La Felcc confirmó que las acciones desarrolladas fueron oportunas porque la banda criminal tenía planificado secuestrar a un importante empresario cruceño.

Javier Flores Copa tiene una condena de 30 años por asesinato. Era uno de los mandamás de la cárcel de Palmasola, al lado del extinto Otti. Tras la matanza de 31 reclusos en una revuelta en la cárcel de Palmasola, Tacubayo fue trasladado a la cárcel de Chonchocoro, de La Paz, sin embargo, hace dos años fugó cuando salió de la cárcel con escolta policial para dirigirse a un centro médico.  

Para la Policía, Tacubayo es uno de los autores del asesinato de Otti en la cárcel de Chonchocoro.

Este miércoles, un juez determinará la situación jurídica de Tacubayo y sus cómplices.