Escucha esta nota aquí

Hoy, alrededor de las 10:00, Rolando Cayo N. se presentó de manera voluntaria en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen para someterse a la investigación sobre la muerte de Giovana Mónica Limachi Alejo, 38 años, que la noche del miércoles fue asaltada y victimada en la puerta de su casa por un delincuente.

Cayo, en un breve contacto con la prensa, indicó que se puso a derecho para desvirtuar comentarios tendenciosos que se publicaron de parte de los familiares de su expareja poniéndolo como sospechoso del hecho de sangre.

El hombre indicó que él amaba mucho Mónica, con la que tenía planes para reconciliarse. Sin embargo, uno de los impedimentos era que los padres de la ahora fallecida se oponían a la relación.

El fiscal José Parra, director de la investigación del crimen, manifestó que en la próxima semana citará a declarar a Cayo, para quien, por el momento, no pesa ninguna acción restrictiva de su libertad.